Una fiesta con flagelaciones, ataduras, sumisiones y luchas de poder.

Compartir

Mariano SepulvedaEl otro día me encontré con un flaco que me venia “persiguiendo” desde mi articulo  “Te gusta mi pija” y digo persiguiendo porque él me dijo que cuando lo leyó se propuso literalmente cazarme.

Y así lo hizo, -confieso que me dejé cazar porque está más bueno que comer pollo con la mano-, la cosa es que me propone ir a una fiesta de unos amigos donde eran todos “open” y la íbamos a pasar bien y como yo ando experimentando me deje llevar, la fiesta tenia un toque BDSM por no decir todo. En un momento dado algunos se iban sacando la ropa (no era obligatorio) y el me pide que lo ate y sea su dominante ¿? SU AMO.

La casa era una mansión de las de Nordelta muy buena! Vino un flaco, que después me enteré era el dueño y me dio un pañuelo para vendarlo, un látigo rígido -por si lo necesitaba, me dijo que le gustaba- entramos todos los que estábamos a un gran salón, donde los dominados estaban desnudos y los “dominantes” íbamos vestidos.

Nuestra palabra de seguridad era “Platón” por si algo le dolía en exceso y decidia abandonar el juego.

Involuntariamente me transformé en su amo al que solo reconocia por la voz.

En la sala había olor a velas e inciensos porque había fanales por todos lados, la luz ya hacia lo suyo en mi entrepierna..  Corría bebida de la buena y comida a rabiar.

El pibe que tanto habia hecho por conocerme estaba ahí, desnudo y amordazado “esperando” mientras yo tenia clavada la mirada del dueño de casa que me miraba el bulto sin disimulo.

Este mismo señor me dijo que le respirara en la nuca, que lo tocara, que lo chupara y que le pusiera los nipple press, pero creo que dada mi poca experiencia me transformé en un ‘Romantic Bondage’. El flaco estaba al palo mal, porque lo que te pone al palo es toda la situación, para el que estaba vendado era “sentir” esa sensación y yo estaba al palo mal viendo como se desenvolvía todo alrededor.
También puede ser un juego sexual no genital, hay gente que está ahí por la adrenalina que produce sin que ello provoque erecciones.

Algunos mas avezados en estas lides, andaban pegando con el látigo, yo no lo usé, haciendo spanking con la paleta característica, al rato había un olor a sexo y sudor especial en el ambiente que me ponía a mil.

Luego nos fuimos para mi casa, nos tuvimos que ir de la fiesta porque la calentura no se nos iba y queríamos descargar, todo el viaje anduvimos al palo y ya en casa liberamos las bestias que teníamos dentro, o sea que la fiesta de los amigos “open” fue la previa.

 

asi te queria tener

Dentro de este título incluí una serie de prácticas sexuales, enlazadas entre sí, que tienen en común un aparente ejercicio de la violencia, la agresión, la imposición del poder, la dominación de amos hacia los sumisos (esclavos).

Es sólo un juego que aunque tenga similitudes con situaciones reales, se diferencian sustancialmente de las mismas, pues pretenden únicamente la circulación del deseo y el goce entre los participantes, quienes han acordado previamente los roles y los límites.

A través del arte gráfico y unas mínimas explicaciones iniciales se podrá observar y sentirse identificado  con algunos de los fetiches más comunes.

  • Ataduras (bondage-esclavitud en inglés)
  • Azotes (Spanking en inglés)
  • Luchas (Wrestling en inglés)
  • Fisting (introducción del puño en el culo)
  • Sadomasoquismo
Mariano Sepulveda

Periodista, Abogado, estuve ligado a la música y al deporte, llegué a jugar fútbol soccer profesional. He escrito en periódicos y guiones para televisión.
Involucrado en el show business y fanático de River, emprendedor, ansioso y en ocasiones demasiado honesto, amante de los viajes. Padre soltero con dos hijos…

Compartir
Latest Comments
  1. Daniel B Daniel B

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE