Me llamo Paulo 33 años, abogado, laburante de la ciudad, flaco tranqui, tatuado, que