En Carrefour lo importante no es que vengas… sino que vuelvas… Los baños están buenísimos!