Sexo gay al vapor – Sauna Plaza – La Plata

Compartir
Mariano Sepulveda
Mariano
A eso de las 15:30 Hs, subo a la autopista Bs. As – La Plata, y en unos 35 minutos ya estaba en el lugar, desde que pasó lo de la inundación que no iba.

Es que cuando me pongo a armar post buscando fotos y videos de la consigna, mi bocho va trabajando y la calentura mental va creciendo al punto tal que de alguna manera tengo que liberarme de esa presión sanguínea y libido, y si bien estoy en pareja y en casa puedo satisfacer mis necesidades, mi morbo va un poco mas allá y necesito el abanico de posibilidades que brinda un lugar como éste; si me suelto en casa mi partner sale corriendo, no fui solo porque compartimos “casi todo” así que bueno, una vez desvestido y con el taparrabos puesto, salimos al ruedo.

Sauna Plaza Baños Turcos – La Plata- calle 54 Nro 549

Lo primero que hice para analizar la pista fue charlar con el encargado, tomar un cafecito y reservar un turno con el masajista de turno, tenía para dos horas de espera pero como no tenía apuro lo tomé.

Mi pareja se fue al jacuzzi, (no nos damos bola cuando estamos en un sauna y muchas veces si nos juntamos nos hacemos los desconocidos –¡nos funciona muy bien!-  y yo partí al primer baño de vapor, estaba a 100° centígrados mas o menos jajaja casi me quedan los huevos duros pero hace muy bien para eliminar las toxinas y mas que yo fumo me lo banque bastante tiempo, apenas entro, entre el vapor se observaba que había tres personas, me siento es uno de los bancos y me saco todo (TODO) la gente parece tímida y se queda con el trapito puesto pero yo no, siempre les conté que me gusta mostrarme para ver la cara de los demás, pero no por hedonista ni hacerme el lindo simplemente que me considero exhibicionista.

Se nota que estos tres estaban desde hace un rato y huyeron raudamente a los tres minutos, pero al ratito nomás entró un flaco que se sentó en el banco que estaba paralelo al mío, lo que me dejó ver a través del vapor fue el culo hermoso que tenía, las nalgas bien redonditas y parado, la cara no se la vi demasiado bien pero a quien le importa.
Me di cuenta que de vez en cuando tímidamente relojeaba mi poronga, pero como verdaderamente estaba tan fuerte el calor que esta vez salí yo porque sino iban a tener que llamar al same.

Me doy una duchita para sacarme la transpiración y encaré directamente para el dark (por llamarlo de alguna manera) quién estaba parado mirando la peli porno? siii el culo hermoso; sin mas lo miro con mi mejor cara de depravado y le hago una seña para que me siga, voy caminando para uno de los cubículos reservados y cuando me doy vuelta venía tras de mi, entramos y bueno…
Resultó ser un flaco de unos 40 años, muy lindo cuerpo con algo de pancita como a mi me gusta, nos sacamos los trapos y comenzamos a franelear, les juro que el culo era tal como lo había visto y al tacto se sentía mucho mejor aún, pero ahí no terminó mi sorpresa.
Cuando voy a pasar la mano desde adelante para tocarle el hoyo, un tronco me lo impidió, les juro por lo que mas quiero que el hijo de puta tenía una poronga gigante, no soy muy bueno para las medidas pero fácil 24 CM X7 de gorda, no lo podía creer y se los aseguro porque la comparé con la mía que muy chiquita que digamos no es, no es por mandarme la parte pero la tengo de 20×5,5 y lo digo por la situación para que sepan que tuve un punto de comparación bastante real.

Lo hago poner con una pierna arriba de una especie de estante, me arrodillo y les juro que le comí el culo de una manera desaforada, es que venía muy caliente se acuerdan cuando empecé mi relato, la cosa que el flaco empezó a gemir como loco y eso me calentaba mas; le agarro la poronga con las dos manos, la llevo para atrás y se la mamo, era complejo hacerlo de esa manera porque encima la tenía bastante dura y no quería lastimarlo.

Cositas como esta pueden pasar si con carpa te la comen en la pileta cuando no hay mucha gente…

Mientras le comía el ojete, le decía que hiciera fuerza para afuera (como cuando haces fuerza para cagar) porque de esa manera el agujero se abre mas y con la fuerza que tengo en la boca, lograba sacarle para afuera una parte de culo y de esa manera meterle mejor la lengua.

Luego de un rato de esos menesteres lo hago acostar boca arriba en una especie de sillón camilla y traté de chuparle la pija hasta el tronco, casi lo logro pero de verdad no era fácil porque ese mástil era grueso también, mientras le chupaba la pija mi dedo gordo de la mano se metía en eso orto hermoso, luego me acosté yo boca arriba y lo hice sentar para que el agujero de su culo coincida exactamente con mi boca, en esa pose se abre mas, así que se imaginan como lo disfruté.

No se cuanto estuvimos así hasta que llegó la hora de poner al flaco en cuatro, veo que busca algo y me pasa un forro, aunque a mi no me gusta mucho usarlo respeto a quien lo usa, por ende me pongo el forro y mi gorda se introdujo un buen rato en esa boca caliente de atrás que ya la tenía bien dilatada por mi trabajo anterior, a los dos minutos noto que grita un poco y acaba, fue muy placentero saber que hice gozar a este flaco con algo de pancita y un obelisco, sin saber como eran nuestros nombres, se fue del recinto con la cola bien hecha y yo me quede descansando porque creo que gaste mas calorías que si hubiera corrido una maratón.

La puerta quedó entre abierta, yo sin acabar pero con esa sensación de placer que ya no hacía falta, de repente veo que un señor se asoma, y sin pedir permiso entra al lugar, se arrodilla y me empieza a chupar la pija, obvio que lo dejé porque mi lema es que la pija no se le niega a nadie.

Tendría unos 55 años, robusto (no gordo) barba y bigote canoso.

Lo invito a cambiarnos de cubículo porque el sillón-camilla estaba algo resbaladizo así que nos cruzamos y enfrente me acuesto en la camilla para que siga con sus actividades poronguiles.
Ahí la luz negra dejaba ver mejor sus facciones y me encantaron porque tenía cara de sacado y degenerado, mas la audacia de mandarse sin preguntar para mi vale mucho, que hizo este señor? si preguntarme de nuevo, me levanta las patas y me pegó una chupada de culo casi casi tan buena como las que yo suelo hacer, y conociendo lo que se debe hacer en estos casos era yo el que hacia fuerza para sacar el orto para afuera, apenas lo hago el tipo me dice ufff… seeee sacalo mas, les puedo asegurar que el señor era bien morboso, porque no quedo una parte de mi cuerpo sin que la haya lamido: entre los dedos de los pies, la planta de los mismos, la raya del culo desde el cuello hasta el hoyo, la verga, la pija etc.

Los besos que daba eran tambien muy calientes, mucha saliva, escupidas, en fin cosas que no siendo un escritor suele ser muy dificil expresarlo para que realmente pueda transmitir lo que sentimos, sentí por un momento que éramos las dos únicas personas sobre la tierra, me volé mal.

Yo también le hice prácticamente lo mismo, y una vez que lo tenía bien dilatado me lo cogí, debo confesar que intentó cogerme pero no pudo del todo porque aparte de no ser mi gusto me duele y me baja, pero estaba tan caliente que lo deje jugar un poco, se lo merecía porque el trabajo de lengua que le hizo a mi culo fue espectacular.
Cuando lo estaba bombeando me dijo que le acabe adentro del culo, pero despues me dijo no, mejor en la boca porque quiero sentirle el gusto a tu leche, yo le dije que tambien quería su leche en la boca, así que luego de un rato, cuando se descarga, con mi boca llena se la paso a su boca, y como estaba a punto de estallar acabe yo y le junte las dos leches en su boca.
Asi sin mas nos despedimos, tampoco nos dijimos nuestros nombres, solo despues me lo encuentro en el lugar que se puede fumar, pero hablamos de las cosas de la vida, en esas estaba cuando me llaman para los masajes.

A la salida nos juntamos con mi pareja y volvimos a Capital. Vayan que seguro la pasan genial.

Abrazo

Sauna Plaza Baños Turcos – La Plata- calle 54 Nro 549

Mariano Sepulveda

Periodista, Abogado, estuve ligado a la música y al deporte, llegué a jugar fútbol soccer profesional. He escrito en periódicos y guiones para televisión.
Involucrado en el show business y fanático de River, emprendedor, ansioso y en ocasiones demasiado honesto, amante de los viajes. Padre soltero con dos hijos…

Compartir

One Reply to “Sexo gay al vapor – Sauna Plaza – La Plata”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE