Sauna Plaza de La Plata. Calle 6 y 54.

Compartir
Juan | Teteras recorridas por lectores |

sauna

Volví después de varios meses al SAUNA PLAZA DE LA PLATA. Previamente compré unos forros y gel lubricante, pagué la entrada que sale $180  y me dieron, la clásica toalla, ojotas, llave, percha y taparrabos (una tela de tamaño mediano que te pones a la altura de la cintura para taparte las bolas. Después de desvestirme y dejar las cosas en el casillero, pedí en la barra espuma de afeitar, cuando fui para el sector de las duchas empecé a notar cambios. Cambiaron las puertas de los retretes con el detalle de que ahora no llegan al piso, como las anteriores, dentro de los retretes los botones de las mochilas de los inodoros funcionan y había percheros en las paredes.

Mientras me afeitaba veía pasar a varios chongos, algunos muy cogibles y otros no tanto. Me llamó la atención un pibe de unos cincuenta y pico, morrudo de pelo en pecho que había dejado la cortina de su cubículo abierta y cuando se ponía de frente se le veía que la pija se le estaba parando. Algo que me excitó, terminó de ducharse y se fue.

Yo, terminé la afeitada, devolví la espuma y fui al casillero a buscar los forros y el gel. Me di una ducha y después de secarme me lubriqué bien el orto. Pasé por el hidro, una pileta de material, en un sector semicerrado y vi que cambiaron las tulipas y pusieron en el techo luz celeste difusa, lo que hacia mas iluminada la pileta que lo que estaba antes.

No me metí. Es que había cuatro nabos que esperaban como estatuas sin ganas de moverse.

A algunas de las cabinas les sacaron las puertas corredizas y les pusieron cortinas de hule blanca y gruesas, cuando llegué a la ultima cabina me siento en una especie estante de material y no en la camilla, así veía el movimiento del pasillo.

A los minutos aparece un  flaquito mezcla de Equa/colombiano, lampiño, que apenas se me acerca me toca la pija y las tetillas, con su pija parada, lo que me calentó!

Me paré me saque el lienzo y si… ambos con las pijas al mango nos abrazamos! Me

empezó a chupar el cuello, y con otra mano me masajeaba los glúteos y el orto. Después me dio vuelta y me lo chupo por un rato. Eso me calentó mucho más, sigo yo y le empiezo a chupar la pija, la hacia gemir a full, me doy vuelta para que me coja y se puso un forro y me empezó a culear de parado.

Me empecé a mover y a cogerlo con mi orto. Cuanto más me movía, mas me excitaba y no podía parar de hacerlo.

Después me saco la chota y me dijo que me acueste en la camilla, me senté arriba de él y me calzó la verga mientras me agarraba las tetas y otra vez empecé a cabalgarlo como una bestia un buen rato. ¡Como disfrutamos ese tiempo!

Mientras seguía montándolo, le meto un dedo en el orto hasta llegar a la próstata, mi especialidad en estimulación de machos., y a los minutos me avisa que acaba. Se le sentía dura la próstata y también sentí las contracciones internas. Empecé a contraer mi orto cuando ya hubo terminado, lo volvía loco. Le saque toda la leche de la pija. Cuando se le bajo la chota hicimos el desacople.

Me agradeció y nos fuimos a las duchas para reponerme un rato, me fui al hidro, no había nadie. Y así relajado pude seguir con otros machos.

Teteras recorridas por los lectores
El lugar compartido por TODOS los lectores para intercambiar data de los lugares que recorren con datos ciertos y experiencias vividas sobre TETERAS Y LUGARES que están probados. Manda tu data a USANDBATH@GMAIL.COM
Compartir
Latest Comments
  1. Juan

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE