PROMISCUO: Conociendo a tú pareja en un cogedero, en bolas, como Dios nos trajo al mundo.

Compartir

El hecho de estar en un cogedero no quita que puedas estar en pareja, e incluso encontrarla cuando ni la buscás…

Cuento mi historia por si a alguien le sirve para sentirse mejor, para no sentir que todo está perdido: hace casi un año no estaba pasando un buen momento: hacía un tiempo ya, me habían detectado HIV. Estaba mal, iba a un cogedero solo para descargar, me decía a mi mismo: “quien me va a agarrar a mi con esta enfermedad de mierda?…”.

Un día, estaba ahí parado, pensando boludeces y con la mirada perdida en una película porno cuando me dicen “hola”. Me doy vuelta a un costado y había un lindo tipo, en bolas como Dios lo trajo al mundo, mirándome fijamente. Después lo de siempre, cuatro palabras fuimos a una cabina y garchamos. Cuando acabamos nos sentamos, hablamos, fuimos a garchar de nuevo, fuimos a tomar un cafe…

Al día siguiente fuimos a cenar. Había muchísima onda. Después fuimos a su casa. En un momento me dice mostrándome unos análisis “vos estás sano no?”.

Y se me cayó el mundo encima. Porque no me dio para mentirle… Lo vi tan buen tipo que no pude… Tragué saliva (y mientras lo hacía pensaba: “listo, se terminó acá”), y le dije que tenía HIV. Para mi sorpresa me abrazó, me contuvo, y me llevo a la cama. No tuvimos sexo, y me dijo “yo te voy a cuidar”.

Desde ese día, del tema no se habló mas, mi enfermedad no forma parte de nuestra relación. Obvio que nos cuidamos, yo sobre todo lo cuido mucho a el, somos una pareja como cualquier otra, con algunos momentos complicados a veces, como todas, pero nada relacionado con mi enfermedad.

Alguno se preguntará para qué lo cuento? Para que a alguien le sirva. Si logré que aunque sea uno solo tenga algo de esperanza me considero hecho.

Relatos de los lectores

Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.

Compartir
Latest Comments
  1. Fernando
  2. Ernesto
  3. Gus
  4. Luciano

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE