Pablo, mi primer hombre

Compartir
Fred Barbas

Fred Barbas

Me vine la primera vez a Montevideo a los 17 años con el liceo completo y fue ahi cuando conocí a Pablo, mi “primer hombre”. Y lo pongo entre comillas porque fue el primer hombre que elegí porque tengo una historia media fea y ya totalmente superada de abusos que no está buena pero que por suerte después de 9 años de analisis puedo hablarlo tranquilamente y aceptar que la culpa no era mia, pero esa es otra historia.

Con Pablo que es de Melo, conocí el placer de estar con un tipo. El me la puso un par de veces pero siempre terminaba garchandolo yo a el y nada, me fui haciendo activo y descubriéndome y sintiéndome así. El tenía 18 y yo 17, el estudiaba y hacía las monografías y yo pagaba las cuentas, las fotocopias, los materiales y todo y si bien no me gustaba mucho la Historia (que ahora me encanta y la estudio solo) fui salvando exámenes gracias a él y a su empuje y me recibí para después hacer lo que realmente me gustaba, que es el Inglés.

Cuento esto de Pablo porque fueron casi 5 años que estuve solamente con el, pero que vuelve a aparecer el año pasado, ya casado con una maestra, mas feo, mas grande y mas pelado (somos unos cuantos los calvos jeje).

Pasó el tiempo, trabajé 13 casi 14 años en Secundaria y un día por un problema personal (obviamente un divorcio) quise cambiar mi vida y me vine a Montevideo porque estaba medio podrido de todo el pueblo chico y lo que significa ser docente y el primer gay del pueblo allá en la costa de Rocha.

Viví un tiempo en una pensión gay, después con un par de amigos hicimos maravillas para poder mudarnos para un apartamento. Parecía a veces imposible juntar toda la plata que necesitábamos para la garantía, para la mudanza, sanitario, electricista, bajada de la UTE y mil cosas mas y bueno, nos vendíamos los 3 en esa época (yo trabajaba en un liceo de acá) y re barato jajaja En mi vida he cobrado por sexo pero también he pagado algunas veces por lo tanto puedo decir que he estado de cliente y de chango, no es una cosa que me deja orgulloso pero no le debo nada a nadie ni explicaciones, y mis parejas o novios todos han sabido siempre mi vida, porque pienso que cualquier relación se basa en la confianza mutua y el respeto y por sobre todas las cosas lo mas importante es el amor que le tienes al otro. Pero me parece que me estoy yendo de tema, si yo quería contar sobre la primera vez que estuve en una gran orgía.

Tengo también que aclarar que he hecho algunos (muchos) tríos, con novios porque está bueno compartir el sexo que hace parte de la vida de una pareja, con amigos y con desconocidos. Pero cuando uno se imagina una orgía, seguramente yo me imagino 10 o mas tipos todos contra todos, y así fue mi primera vez.

Tampoco, hasta hoy, conozco saunas gay ni cines porno. Me pongo a pensar y es imponente todo lo que me queda por hacer jejeje y creo que la gente de los cines está como mas acostumbrada a eso o capaz que mi fantasía, al desconocer como se manejan las cosas por ahí, lo mismo con los saunas, pero ahí siento que me vería obligado a garchar con alguien que capaz no me gusta o me sentiría ridículo con la panza al aire y una toallita minúscula que apenas me tape el bulto y el culo, no se, algún día capaz voy.

Cuando conté lo de Pablo, mi primer hombre “elegido” y mi amor y todo lo que quieran pensar, con el que descubrí la sexualidad plena y de quien me enamoré como un idiota, lo conté porque él está involucrado en esta anécdota. Con Pablo éramos pendejos, no usábamos ni forros, los 2 vírgenes y se fue dando mientras estudiábamos la cultura griega para Universal 1. El que era mas vivo que yo, me empezó a hablar de la homosexualidad y los patriarcas y los jóvenes que tenían a su cargo y el sexo gay y bueno, terminamos haciendo un 69 y así empecé a estar todos los días y a cada rato con el, entre polvo y polvo, el estudiaba, yo pasaba los trabajos en Word 98 q era el furor y la Internet era por línea de teléfono llamando al 09091234 jajaja.

El tema es que nos recibimos, el se casó con una maestrita de su pueblo, siguió puto tapado y yo soltero. No me costó mucho olvidarlo porque siempre supe que el se iba a casar y en su casa yo era “su mejor amigo gay” y el era el machito de la familia, pero en la cama se la morfaba de lo lindo. Eran buenas épocas y tengo un lindo recuerdo.

Lo dejé de ver en el 2001 cuando nos recibimos, el se fue a dar clase y yo me fui un año para Rocha para después arrancar con el Inglés que hacía la Alianza desde los 7 años.

Con el Whatsapp y esas cosas nuevas, resulta que entro en contacto con el puto. Seguía casado, el estaba bueno aunque obvio no era el pendejo q yo conocí y me empezó a chatear. Y como un boludo caí en su charla. Una tarde que vino a Montevideo a “comprar libros” nos encontramos.

Yo pensé que nos íbamos a matar en la cama, pero solamente me despertó recordar las viejas épocas, y tomamos un café como dos señores, el quiso venir a mi casa, yo lo vi tan feo, tan heterosexual, tan reprimido, tan avejentado que no tuve ganas de cogerlo. Quedó todo bien, pero la verdad me bajonié un poco, no era el machito que yo me había comido a los 17 años. No tenía las piernas de futbol, estaba pelado pero con el pelo largo a los costados, lentes feos, gordísimo o sea, todo mal con el Pablo que yo tanto había querido. No se que me pasó, porque yo creo que me gustan las personas no los físicos, pero el tema es que me enfrié y ni lo toqué. 

Fred Barbas

Tengo 40 años y vivo hace 7 en MVD en mi segunda temporada. Soy de Rocha, bien al este de Uruguay. Pero soy profesor de Historia y de inglés este año cumplo 20 años en la docencia, he trabajado con el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA en dos proyectos. ESCRIBIME freddy2013uy@gmail.com

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE