Muchacho del interior viene a garcharte…

Compartir
Hola gente, primero los felicito por el blog, muchas pajas les dedico jaja y saco buena info para visitar lugares y esas cosas. Me animé a escribir un relato, si bien pasó hace unos 4 años (hoy tengo 27 años) no deja de calentarme cada vez que me acuerdo. Espero lo puedan publicar, dejo el email para que me puedan contactar. Desde ya muchas gracias, abrazo a todos!

Geronimo

Todo empezó hace unos años atrás, yo vivía en el interior (y sigo viviendo) pero siempre buscaba a alguien por chats para tener algo fijo en capital para cuando viajaba. Habré tenido 23 años… con muy poca experiencia sexual de todo tipo, pero con mi cabeza llena de fantasías y morbos.

Los chats están llenos de vuelteros, tanto que me ponen de mal humor… es casi imposible concretar con alguien. Me gustan culones, con buenas gambas, masculinos casi tapados, 0 ambiente; para el mundo del chat eso es muy difícil de conseguir… mucho tiempo me la pasé buscando hasta que me di cuenta que los tipos de onda casados, me podían dar la discreción que buscaba al tiempo que podían cumplir algunas de las características que me calientan.

Así fue, que por los grupos de Facebook empecé a seguir las publicaciones de un tipo que decía que quería que lo enfiesten. Decía tener 38, ser facha, casado y que le encantaba la pija. Pedí referencias a algunos de los contactos que teníamos en común, y me dijeron que era muy bueno en la cama, muy bueno sino el mejor.

Siendo un re pendejo, decidí agregarlo a fb y escribirle… por supuesto que poco le podía ofrecer ante mi poca experiencia, pero de ninguna manera dejé en evidencia eso sino que le pinté que era muy buen garchador y todo como para generar un encuentro. En la charlas que teníamos se iban dando fantasías que me volaban la cabeza… a todo me decía que sí, era muy morboso y resultó seguirme en muchos de mis morbos. Meses estuvimos hablando y calentándonos hasta que me tocó viajar a capital.

Estando allá le aviso por face, y me contó que justo la esposa se había ido de viaje y que tenía el dpto. para él solo. Muy en confianza me pasó su celular y dirección para que fuese, le prometí borrar las dos cosas después del encuentro y cumplí. Lo primero es la confianza, después todo.

Él vive en Palermo, por lo cual me tuve que tomar el subte. Eran cerca de las 7:30 de la noche, e iba un poco preocupado por el tema de cumplir con todo lo “charlado”. Así que durante todo el viaje me fui taladrando la cabeza con la idea de que lo iba a re mil contra garchar como le gusta, que lo iba a dejar embobado. Me tranquilizó mucho. Llegué a la puerta del edificio, me planté en modo “macho” y toqué el timbre.

A primera vista no era lo que me imaginaba, el tipo, “Mauricio” lo voy a llamar, no era feo pero tampoco como me enloquecen a mí. De todas formas estaba decidido a re garcharmelo como jamás había garchado a nadie, darle masa como tantas veces habíamos morboseamos que lo haríamos.

Estaba de camisa y pantalón, nos saludamos, me hizo pasar, subimos a su departamento.

Lindo el departamento, fotos de su novia y todo eso, muy linda vista, rápidamente me ofreció algo de tomar y empezamos a charlar sentados en el sillón. Habremos charlado 15 min, cuando decide poner una mano en mi pierna y empezar a franeliarme. Con lo calentón que soy, una sola mano encima ya me pone la pija a mil.

“Por fin” me dice… “después de tanta charla pudimos conocernos”. Lo dejo tocarme, me empiezo a sacar las zapatillas, él me baja el cierre del jean y saca mi pija ya dura, en seguida se pone a lamérmela. Me hago para atrás y cierro los ojos mientras con una mano le acaricio la espalda. Ahí me hizo una que me mató, tomó un trago de cerveza y se metió mi pija a la boca, que linda sensación… me encantó. Se tiró al piso, se arrodillo, me bajó los pantalones, se agarro de mis piernas y siguió comiendo pija…. Muy buen petero, me la lamía, la besaba, la raspaba con su afeitada, me masajeaba los huevos, los chupetiaba también, escupía la pija la seguía chupando. Un placer el tipo, clarísima la tenía. Le empiezo a desabotonar la camisa y a tocarle las tetas, se la saca… le digo que se pare y que me muestre el ojete. Se para, se saca el cinturón y se pone de espaldas. Le manoteo los cachetes al tiempo que le bajaba el pantalón. Tiene un culo lindo, rendondito, parado, blanquito… le empecé a meter lengua a esos cachetes… Me di cuenta de que podríamos estar más cómodos así que me paré, le dije que se tire al sillón boca abajo. Obediente y sumiso en seguida se puso en el sillón, me arrodillo yo, le abro las gambas y le sigo chupando los cachetes al tiempo que me escupo los dedos y se los froto en las tetas. Le metía dedos en la boca… ni un drama Mauricio. Le salive tanto la cola que quedó todo mojado, mojamos el sillón y todo. Le empecé a meter un dedo, me calienta mucho los tipos que son dilatados… le entró como si nada el dedo. Ya en ese entonces se me habían pasado los nervios de no poder responder y toda esa huevada, estaba bueno lo que estábamos haciendo y solo tenía en la cabeza las ganas de someterlo y darle placer.

Con un dedo en su ojete, le digo al oído, vamos a tu cama. Así que nos levantamos y fuimos a la de dos plazas donde se garcha a la mujer. Entramos a la pieza, me tiro en la cama, me pongo semisentado en el medio. Le digo, veni, ponete arriba mio, dándome la espalda. Se subió y lo empujé para adelante, me quedo su culo bien abierto adelante mio, y el boca abajo con las piernas bien abiertas. Todo su culo chorreaba saliva, lo ví frente a mí y no pude no darle unos buenos bifes a esos cachetes. Con la palma bien abierta, le daba duro sin piedad. No se quejaba, muy sumiso es. Lo escupía y le seguía dando. Lo castigué de lo lindo. Le di nalgadas hasta que me empezó a doler mi mano. Rojo y caliente le dejé el culo… él ya no daba más. Ahora te voy a abrir bien el ojete le dije.

Nos levantamos, me senté en una esquina de la cama y lo hice poner así: sus gambas sombre mis gambas y sus manos sostenidas en el piso. Nuevamente quedo con el ojete bien abierto, muy expuesto. Le digo, vamos a ver cuánto dilatas, uno entró fácil así que arranqué con 2… seguí sumando dedos a medida que iba sediento el agujero y al tiempo que le metía mis dedos del pie en la boca… primero le metí las patas con media y todo, hasta que la empapó de saliva, y se las hice sacármelas y que me chupara los pies enteros. Llegué a colarle 4 dedos, habremos estado fácil 10 minutos en esa posición, él ya no daba más.

Muy bien dilatado ya, nos levantamos y empecé a darle masa. A mi me gusta mucho garchar y con la pija adentro ir cambiando de posiciones. Lo deje boca abajo tirado en la cama con las gambas abiertas y se la metí, al rato lo puse en 4, al rato le digo, ahora que te dejé descansar un poco te voy a hacer sufrir. Me tiré boca arriba en el piso, se me puso arriba con la pija adentro y le digo, hacé sentadillas… no me acuerdo cuantas hizo pero no fue breve el momento sino todo lo contrario. Lo seguí garchando, tengo mucha creatividad a la hora de inventar posiciones… con la pija adentro me gusta rotarlos, agarrar las piernas y darles de toda forma pensada. Con sus piernas en mis hombros le escupí la cara, lo hice abrir la boca para recibir mi saliva directo… le dejé empapada la cara. Agarraba la botella de cerveza, tomaba un trago y se la escupía. Lo ubique patas para arriba, con la cabeza apoyada en la cama y sus piernas se las agarraba yo desde arriba (yo estaba parado) y me lo cogí así. De goma lo hice. Ya los dos estábamos traspirados a más no poder, todo mojados y le seguíamos dando. Qué aguante ese culo. En cada posición que lo ponía se quedaba y recibía hasta que lo cambiaba. Ni una queja.

Ya no quedaba posición sin hacer… así que se la saco, me saco el forro, me siento en el respaldo de la cama y lo hago ponerse boca abajo en la cama, en la posición mejor para que me chupe la pija. Lo escupí todo un vez más, le escupía cerveza mientras comía pija… lo hice lamérmela como helado, lo hice chuparme bien los pelos de la pija, los huevos… lo hice dale besos, se la refregué por toda la cara. Lo subí a donde estaba yo y le empecé a chupar las tetas y besarlo. Levanté mis brazos en señal de órden y rápidamente entendió. Alta lamida de axilas me pegó. Lamía, olía, tragaba esa saliva con olor… mmm una fantasía. Me dieron ganas de garcharle la boca con furia así que me paré, lo forcejié y acomodé en la cama (boca arriba tirado en la cama y con la cabeza colgando afuera), me paré en el piso y le empecé a garchar la boca como si fuese un ojete, gemía como hijo de puta, ahogado del placer. Le franeliaba las tetas, le agarre las piernas, se las alcé y le dí un par de chirlos más. Lo agarré de la nuca y le empecé a hundir la pija. Le cogí la boca de muchas formas hasta que me dijo dame meo papá.

Así que fuimos a la ducha, yo parado, el arrodillado, siguió chupando hasta que me salió un buen chorro de meo… no paraba de salir… lo dejé empapado, bañado en meo. Me dice, papá no doy más, dame leche… así que me pajié hasta que me acabé. Terminamos con una buena ducha. Volví al departamento donde estaba parando a las 1 de la mañana… habremos estado garchando unas 3-4 horas. Ni yo lo podía creer.

Nos seguimos viendo con Mauricio… y cada vez vamos por más, una que hacemos ahora que me mata es que me chupa la pija al palo mientras meo… traga y escupe porque no alcanza a tragar todo, me encanta. Ahora buscamos a uno act para trio… tiene que ser alguien potable que cumpla con el perfil… pero bueno, los chats son un conglomerado de vuelteros y parece imposible. Ojalá podemos conseguir a alguno.

También, en lo personal, busco de 18 a 40 años, culones, gambudos, no gordos, masculinos, discretos y/o tapados, solo pasivos (no versátiles, colaborativos ni esas boludeces) para encuentros. Me enloquecen los tipos con buenos ojetes en calza de correr y ropa de oficina. Tengo ganas de tener varios culos fijos para hacerles mantenimiento. Morbos y fantasías me sobran… me gustaría cumplir todas. Si te va algo de esto que digo contáctame. Dejo mi email (lo uso por Skype más que nada): ale.garcia789@hotmail.com (depredador morboso).

Ale García

Relatos de los lectores

Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE