Mi primo el agroboy

Compartir
Fred Barbas

Fred

Mi primo no es en realidad mi primo, es el primo de mamá entonces viene a ser medio tio mio. Lo que pasa que sus padres son veteranos y el es el menor de una familia de 5 hermanos, por eso es mas joven que yo que ahora tengo 38 el debe tener 27 o 28.

Ser “agroboy” es ser medio gauchito, pero no bien gaucho. Es haber estudiado algo relacionado con veterinaria o agronomía, vestirse medio a la usanza de los gauchos, pero usar camisas Polo, buenos perfumes, y esas cosas. Es como un gaucho refinado, un joven generalmente de familia pudiente, muy malcriado que se supone debe ser el más machito y ganador del pueblo y por lo general así son… o son como mi primo que empezó a descubrir su sexualidad y a experimentar cosas nuevas. Cuando tenía 14 años y obligado por su sobrino, uno que si es gaucho de verdad se tuvo que coger una chancha porque los esquiladores de corderos y otros empleados le decían que se tenia que desvirgar y romperse el cabresto (asi se le dice al frenillo que une el glande al prepucio).

Cuando se la ponen a la chancha, lo que tienen que hacer es sacarla de golpe, cuando la vulva de la chancha lo envuelve y apreta para que esa pielcita se rompa y así supuestamente le va a crecer la verga al chico que está probando. Esta ceremonia por supuesto se hace adelante de todos los empleados de la casa, y sobretodo del pariente o amigo con el que quieres quedar bien. En este caso, mi primo quería demostrarle a su sobrino que era menor que el pero mucho mas avispado sexualmente que el también era bien macho.

Es como una cosa de mucho morbo entre hombres, porque están esperando que se les pare la pija, uno agarra la chancha, otros se van masturbando y ahí cuando la chancha engancha la tienen que sacar y sale todo ensangrentado.

Para los que no son del campo y no conocen es un asco pero es mas comun de lo que pensamos. Después que la chancha fue penetrada por el pendejo, puede pasar que el pendejo nunca más toque un animal o que se descargue sexualmente con ella y en el campo se acostumbran a todo. El tema es que la chancha se encariña y después los sigue y eso hace que todo el personal se burle del amor de la chancha hacia el joven.

Con respecto a mi primo, el me contó que no le había gustado, que había sido horrible pero que quería quedar bien adelante del Luis, su sobrino que ya había sido iniciado en aquel rito de zoofilia sangrienta tan común en nuestra campiña.

El Luis es un pendejo que ahora tiene capaz 23 pero parece mucho mas, de las borracheras, drogas y malas noches que tiene, y también algunas peleas. Es colorado, medio rubio, bien blanco, ya tiene arrugas porque no se cuida y se baña muy poco, sin embargo es el novio de una de las niñas mas lindas del pueblo y de buena familia, todo arreglo entre las madres.

Se lleva el mundo por delante y es como el que se va a encargar realmente del patrimonio de su familia porque los agroboys la mayoría estudia pero de campo no saben nada.

Mi primo en esas epocas aún era mi alumno, yo me había recibido y acompañé desde el otro lado los chismes de los hijos de los compañeros y se había creado una leyenda en el liceo que entre el Luis y el Mario pasaba algo. Cosa que comprobé algunos años después cuando mi primo, Mario era mi alumno de 6to Derecho. Antes, cuando el estaba en cuarto fue como el gran destape sexual de Mario, porque había sido re introvertido y hasta inseguro y feo. De la noche a la mañana empezó a pasar de ser un niño pelirrojo, de ojos claros, acné y hasta encorvado, a transformarse en el “galán” que es hoy. Lo que no cambió fue su estatura siempre fue bajo y ahora es petiso, digamos. También cambado, algo que toda la vida y que incluso hay como una leyenda de que al ser petiso y cambado tiene la pija enorme. Y no es asi. Es más bien ese tipo de cosas que la gente se imagina cuando ve un agroboy, lindo y con plata.

La gimnasia del liceo que era buena, los baños de rio en bolas que tomaba, andar acompañando en cacerías y levantando bichos muertos (para no quedar mal con los demás) como carpinchos y jabaliés, fueron marcando el cuerpo de Mario dejandolo muy fibroso, musculoso, de espalda ancha, piernas gruesas y el famoso “bulto” (del que sacaba provecho marcandoselo) que decían que era igual al del padre, gran putañero lo hacían mas interesante, sumado a una cara de nene bueno y simpatico. Para cuando cursaba 5to, tuvimos que pegarle un reto con la directora porque no hacía nada, se pasaba mandando mensajes en clase, las notas habian bajado, y era por salir y por coger tanta gurisa regalada porque allá ser “fulano de tal” y encima que estés bueno tiene un plus.

Incluso siempre salian comentarios de una embarazada nueva y hasta que se garchaba a una profesora colega mia. Es por eso que lo apodaron el “cojudo” en el pueblo y le quedó para siempre, fue la fama que se hizo de buen macho. Para los que no saben lo que es un cojudo en el campo es el bicho (animal) que no ha sido castrado, que es usado como semental y es unico dentro de un montón. Allá ser como el cojudo es ser el macho que monta, el padrillo. Yo hasta creo que fue un profesor en una reunión que dijo la primera vez que el Mario era un cojudo y por eso las notas bajas que tenía y eso debe haber transcendido y se lo conoce hasta ahora así.

A gatas salvó los examenes de 5to, yo lo exoneré y la de italiano también porque nos poniamos de acuerdo en el área de lengua para dejar a los que absolutamente no hacían nada, pero esto no viene al caso y mi vision sobre el sistema de educacion secundaria no es lo principal del relato.

Ese verano el cojudo anduvo por Punta del Diablo garchando turistas extranjeras, había perdido la verguenza y se sabía lindo.

Una noche, yo estaba con dos amigas prostitutas, para ir a bailar a Punta del Diablo al Bitacora haciendo dedo en la calle y él paró la camioneta.

Las putas como locas. “Oh Pariente” me dijo. “Van para la Punta? suban que los llevo. No me tengan miedo que no cojo a nadie sin permiso”, a lo que yo le contesté “Ubicate Mario que dejás nerviosas a las chicas”. Y el haciendose el gracioso me respondió “A cual de las tres?”. Yo me enojé un poco pero como nos había levantado no dije nada solo sonreí. Las putas quedaron como locas, igual ya se lo habrían cogido, pero salir con Mario era no pagar entrada ni gastar un peso. Siempre tenía plata y la tiraba por ahi. Yo me senté adelante y las minas atrás, por supuesto. En el camino las putas se sacaban las tetas para mostrarle y jugueteaban y yo iba quietito. Había que pagarle el viaje y una le dijo que le iba a hacer un pete a la vuelta, como para asegurarlo. Porque antes entrar a Punta del Diablo no era como ahora que hay buses a cada rato, había que hacer dedo, manejar o sino chupar pija para que te llevaran o te sacaran.

El Bitacora no era donde está ahora que es más facil llegar desde la pequeña terminal y Punta del Diablo no era lo que es ahora. Eran unas casas sueltas y el Bitacora era un rancho con fogones, muy rustico y muy diferente.

El tema fue que nos llevó mi primo Mario a bailar esa noche. Las putas agarraron macho. Punta del Diablo solo mantiene el macherío caliente que pulula y pululaba por las calles sin remera en enero y carnaval y minas hay pocas, por suerte. Espero incluso que no se den cuenta que hay más hombres borrachos y drogados que mujeres y empiecen ellas a ir en manada. Es acá una especie de Tijuana para los gringos mucha joda, mucha droga y mucha vida loca. Grandes orgías en las casas que alquilan para 4 o 5 personas se han metido 15 machos y me consta porque mamá tiene casas de alquiler. Rompen todo, ensucian y lechean todo, pero como cobran tan caro, vale la pena seguir alquilando porque lo que rompen se repone y lo que que ensucian se limpia.

Como las putas estaban de fiesta y se había ido a garchar, yo estuve conversando con un gay de Manchester que me encontré y que me costaba entenderle porque su acento era muy cerrado (no es el clásico que nos enseñan a los profesores que se parece al de la BBC y se llama RP) pero me iba a ir a la playa a que me hiciera una mema igual, porque hay idiomas que no precisan entenderse. Aparte era agregarle un inglés de verdad al curriculum jajaja (me acuerdo y me rio).

Cuando nos ibamos con el puto por el monte hacia la playa por el camino que llevaba al Baile, paró la camioneta de Mario. Estaba borracho y me dijo “Che pariente me dejaron tirado”. “Así son las putas, deberías saberlo” respondí. “Ya te vas? llevame” le dije y me importaba tres pitos dejar al inglés porque yo no quería hacer dedo o esperar que las conchudas amigas mias se desocuparan mismo porque igual aparecían a medio dia pero ya estaba acostumbrado y un profesor es siempre un personaje publico en el interior y alguien me llevaba de vuelta.

En ese amanecer, fue cuando mis sospechas sobre Mario se confirmaron.

“Pero vas a dejar al amigo solito”, me dijo. “Todo bien el anda con otros gringos y conoce el camino de vuelta”. Entonces de la nada mi primo me dice: “pero sos bandido, se iban a la playa”. Y yo le respondí “soy humano y puto nene que te pasa?”. Lo que me respondió fue “Dejenme mirar”.

Como dije, hay lenguajes que transpasan las barreras del idioma y los ojitos del inglés se le iluminaron, supongo que le encantó la idea cuando le dije en mi “Classroon English” que mi primo quería hacer algo con nosotros y el me dijo que se había dado cuenta que mi primo tenía algo de irlandés… Y yo le dije: “si la borrachera”.

Nos subimos a la camioneta y mi primo me preguntó a donde queriamos ir. Yo que no soy boludo ni nada obviamente le dije para ir a la casa de la hermana que yo sabía que estaba vacía y ellos tienen propiedades familiares y usan todo. Llegamos y era una de las casa mas lindas del balneario, abrió las rejas y entramos ya casi de dia. Yo estaba re cansado de toda la noche bailar y tomar whisky, el inglés estaba alzado y nos ibamos chuponeando en el camino en el asiento de atrás y el Mario miraba un poco por el espejo de la camioneta.

Ese verano, Mario tenía 17 años y yo ni me acordé de ese detalle además los agroboys parecen mayores de edad por como se visten, por su barbita de 2 dias, por las arruguitas que les nacen del sol que toman y yo borracho nunca me acordé.

Nos bajamos, entramos y me serví un whisky con guaraná que era lo que había. Seguía con sed. Los había dejado a los gurises en el living mirando la vista a la playa que tenia la casa de la hija de la puta de mi prima y cuando salgo de la cocina veo lo que no me esperaba.

El gringo sentado literalmente en la verga de mi primo. Que bufaba como un cojudo y el putito que se reboleaba todo y se movia solo. Se estaba cogiendo solo el chico. Y en mi borrachera lo que me salió fue: “Mario y tu coges putos”.

Fue cuando me dijo la frase que me mató y me acuerdo y me rió mucho “si, hace años, es mejor que cogerse una chancha”.

Con el pasar del tiempo y al estrechar mi amistad con mi primo, me contó que el y el Luis empezaron jugando entre ellos a pajearse en el monte o el campo cuando eran chicos y que el que había tomado la iniciativa había sido el otro. Que algunas veces se habían cogido entre ellos, como salvajes porque los machos cuando se cogen no tienen sexo.

Es como una pelea a ver quien se da mas fuerte y cuando se ponen pasivos, no quieren placer, quieren dolor y juegan a ver cual es el más sumiso. A mi esa imagen de mi tio/primo Mario y su sobrino y mi primo de verdad Luis garchándose en el campo y lavándose en los arroyos todavía me calienta un poco.

Pero vuelvo a la escena que vi del inglés de Manchester, todo fashion y de mundo, haciendose coger por un agroboy de La Coronilla y pienso que fue la primera vez que Mario tuvo sexo gay, porque antes como dije no había tenido sexo, había sido una guerra para ver quien se cogia a quien.

Entre caliente sexualmente y enojado porque el puto era mio, agarré el vaso de whisky le puse mas hielo me saqué la pija para pajearme seguí tomando y me puse a mirar. Al final termné yo de espectador cuando en realidad pensaba que iba a ser el protagonista.

Así fue que me hice amigo de mi primo/tio el Mario de La Coronilla, agroboy y así descubrí que la leyenda del cojudo no era más que una leyenda. Mario tenía una linda pija pero normal. Una amistad que continuó por muchos años y que nos llevó a hacer un montón de cosas juntos hasta que como es ley en las grandes familias de afuera, se casó y tiene 2 hijos y la mujer embarazada.

Les mando saludos, otro dia les cuento algo más, sobre Mario o sobre otra cosa.

PD: Comentar o dar escribirme a mi email: freddy2013uy@gmail.com o a mi Instagram Fred_barbas me anima a contar más.

Porque se que soy muy leído y me mandan mensajes preciosos compartiendo aventuras o situaciones que vivieron similares a las que escribo acá, eso si perfiles y mas datos no paso porque hay que conservar el anonimato y la privacidad de la gente, porque todas mis historias y relatos me ocurrieron y solo cambio algún nombre.

Lee mas material de Fred Barbas

Fred Barbas

Tengo 40 años y vivo hace 7 en MVD en mi segunda temporada. Soy de Rocha, bien al este de Uruguay. Pero soy profesor de Historia y de inglés este año cumplo 20 años en la docencia, he trabajado con el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA en dos proyectos. ESCRIBIME freddy2013uy@gmail.com

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE