Mi primera vez en una orgía | Cuando la de abajo se calienta la de arriba no piensa

Compartir

Fred Barbas
Fred Barbas
No sé si recuerdan mi primera entrada,
Pablo, mi primer hombre; yo pensé que nos íbamos a matar en la cama, pero solamente me despertó recordar las viejas épocas, y tomamos un café como dos señores, el quiso venir a mi casa, yo lo vi tan feo, tan heterosexual, tan reprimido, tan avejentado que no tuve ganas de cogerlo, me enfrié y ni lo toqué.

En eso me tomé un taxi, iba conectado al Facebook del celular, y me salta que en uno de los grupos del GCU – Gay Contactos Uruguay un chiquilin de ojos claros y rubio, que no me puedo acordar el nombre pero era obviamente un perfil falso pone lo siguiente:

 “BUSCAMOS HOMBRES PARA FIESTA SEXUAL EN MI CASA ESTA NOCHE”. Miré el perfil, 22 años. Pensé, estoy desecho con 37, no me va a comer nadie, que voy a ir a hacer?

Llegué a casa, mi amiga estaba tomando grappamiel quería tomar para olvidar las penas. No tomo alcohol casi nunca pero cuando tomo me pega al toque y adoro la grappa además tambien tenia que tomar coraje para lo que realmente quería hacer…
Mientras tomaba grappamiel, me empecé a hacer la cabeza y a recordar el mensaje del pendejo que buscaba para fiesta sexual. En eso le respondo. Era por Millan, cerca del McDonalds. “Cuantos son?” pregunté. “Somos 8, si te venís vos somos 9, pero ponele que alguno siempre falla”.
Entre la grappamiel, lo que me había pasado con el primer hombre de mi vida y el embole le pedí la dirección y me tomé un taxi. Me dijo que me esperaban a las 22 en la esquina esa que los iba a reconocer por la campera blanca y la gorra plancha y que era rubio como la foto de perfil muy parecido. Ahí le pregunté que edades tenían los confirmados. “El mas grande sos vos, si tenés 37”. A la mierda dije, “y cuanto tienen los demás?”. “Todos de 18 a 25”.
Entonces le dije al pendejo que no quería ir, que me disculpara que era un viejo para esas cosas que nadie iba a querer estar conmigo, que estaba gordo, que estaba medio triste por temas personales y el por telefono se cagó de las risas y me dijo: “Venite no seas cagón que hay para todos”. Quedé pensando en todos esos pendejos y dije, “no voy nada, para que? para sentirme peor si me rechazan?”.
Me acosté en pedo y el chico me empezó a mandar mensajes para que fuera. Que me esperaba, que algunos me conocían de Facebook o de Manhunt y que querían conocerme.
Me di una duchita para refrescarme, agarré plata, el celular y fui, con un poco de miedo al rechazo, además no sabía con quienes me iba a encontrar. Llegué allí en 10 minutos y veo una cantidad de hombres sentados en la vereda y en un muro.
Pensé: “me están esperando, que vergüenza…”
No es que no me tenga fe, siempre he ligado bien, incluso uno de mis novios fue Mr. Uruguay, tengo suerte con los lindos y la verdad recibo muchos mensajes por acá en interno y en GRINDR y en MH casi 100 por día porque muestro la verga no la cara jaja pero uno cuando tiene esta edad que ya no es tan joven pero no es tampoco un viejo le entran ciertos temores cuando ve tanto pendejo divino junto y encima para cogerse entre todos.
Saludé, se presentaron, algunos ya me conocían por el activismo, les había regalados forros y justo había agarrado unos kits que tenía en casa y les di a todos como si fuera una sorpresita de cumpleaños ja.
Faltaba uno. Lo llamaban y no atendía el cel. Mientras tanto empecé a mirar a la gente que tenía en frente. El rubio que organizaba, era re parecido a la foto de perfil solo que un poquito mas rellenito, bien bonito, casi parecía un gringo. Habia un moreno musculoso que hablaba portuñol, era de Artigas y se le notaba. Después estaba una pareja uno de ellos un poco contrariado. Un guacho de 19 años hermoso y yo.
Había un clima raro, medio incomodo y solo el de Artigas me hablaba. El organizador llamaba y llamaba por teléfono a uno que según el era terrible macho y que era divino y que lo estaban esperando porque ya habían hecho algo de a tres, el rubio, el de Artigas y ese que faltaba.
En eso, se baja del bus. Y era divino la verdad. Ese era el otro mas grande después de mi, pero tenia 25 apenas 12 años mas joven que yo. Un físico espectacular, de musculosa blanca, jeans ajustado, muy peludo y super simpático. Se presentó y arrancamos a caminar.
Ahí cerca de la Tienda Inglesa de Millan hay como un parque, que no me pregunten que es. Caminamos unas cuadritas por el parque ese y llegamos a la casa. El chico que organizaba había preparado todo con colchones en el suelo, yo tenia los forros y el gel y había comprado mas grappamiel. Ellos tenían algunas bebidas. Lo primero que hice fue sentarme en un sillón y mirar el panorama.
Los novios se estaban por pelear, todo el mundo parecía que estaba en misa y yo quietito, sintiéndome un anciano entre todos esos pendejos divinos. Fue entonces cuando el que organizaba dijo que iba a apagar unas luces y que nos teníamos que desnudar. Momento incomodo, porque si te desnudas con uno o con dos en un momento de calentura es genial, pero desnudarse adelante de la gente para empezar a garchar la primera vez te re cuesta.
Yo no me saqué la remera ni el bóxer.
Ahí se me acercó a charlar el ultimo en llegar mientras los otros preparaban unos whiskies. Era divino, me contó que estudiaba en la escuela de la construcción, que había trabajado sexualmente allá en su pueblo pero que había encarado los estudios ahora y que le gustaba todo. Los tatuajes hermosos le decoraban los brazos musculosos, tenia terrible bulto y cola y piernas. La verdad es un fuego ese chico. Yo en bóxer, conversando con el de Rivera ese, de pronto voy a agarrar hielo para mi grappa y veo que el de Artigas se estaba empomando al organizador, que ya se conocían. Los demás algunos sentados en el suelo yo en el sillón con mi amigo solo mirábamos, yo soy bastante voyeur, siempre me ha calentado mirar, incluso como conté antes a algunos de mis novios o parejas los enfiesto con otros activos porque me calienta mirar coger.
Obviamente allí el dueño de casa gozaba con un pedazo negro en la cola y el activo le daba bien para “marcar territorio”. El sexo interracial me parece lo más. La temperatura entre el espectáculo y el alcohol empezó a subir. En eso yo me bajé el bóxer y le dije al de Rivera que lo iba a pajear que se la sacara. Los novios se calentaron y uno de ellos le empezó a dar por la boca al dueño de casa mientras el otro se pajeaba. Solo quedaba el chiquito, rubiecito de 19 años pero que parecía mucho menos. Le dije al de Rivera que lo trajera para integrarlo. En realidad yo le había echado el ojo, era hermoso, bien flaquito, bien chiquito, lampiño,un bebé. El de Rivera que tenia flor de cancha le sacó la verga y se la empezó a chupar y a mi también, se comía las dos al mismo tiempo, aquello era una verdadera orgía.
Mis relatos no son explicitos, son mas bien anécdotas, asi que dejo para que los lectores ejerciten su imaginacion. Solo les voy a contar que en un momento el niño de 19 años me beso y yo a el y nos acostamos los dos en el suelo arriba del colchón boca arriba besándonos y tocándonos todo el tiempo. Y que por encima nuestro, o sea por nuestras pijas pasaron casi todos un ratito cada uno, siempre cambiando el forro como debe ser.
Después lo otro que me llamó la atención, fue que el de Rivera que era terrible macho de la IEC (Escuela de la Construcción) dijo: “alguien falta acabar que pase por acá” se puso en cuatro y pasaron tres a dejarle la leche. Yo mudo, no era lo que quería ver porque había llevado forros, y no me gusta que la gente corra conductas de riesgo para nada, pero tampoco me podía poner a hablarle de lo que ya sabía, que si lo garchaban sin forro y le dejaban la leche adentro, tenia chances de agarrarse el vih y fue lo que le dije.
Lo que me respondo me sorprendió:
“En mi pueblo somos tan machos, que cogemos machos y seguimos siendo machos y para coger hay que acabar adentro”.
A mi me dio algo muy raro, me sentí entre caliente y tentado, y pensé que locura esto por favor!!! Ando por el mundo predicando el uso del preservativo pero estoy viendo como le acaban adentro sin nada y no puedo hacer nada para pararlo porque es su decisión. “Es una ruleta rusa” me respondió. Y es una triste realidad, muchos hombres que tienen sexo con hombres hacen el sexo a pelo porque saben que el vih no mata y que si se lo agarran pueden vivir bien, pero obviamente yo uso condones en todas mis relaciones sexuales y no puedo influir en el momento en que el chico decidió que quería la leche adentro.
No me sentí bien, me sentí un pelotudo, cortamambo, viejo y un montón de cosas más. En si la experiencia había estado buenísima, había visto un montón de cosas, había probado muchas colas, había probados pijas en mi boca y me había agarrado al pendejo mas lindo pero me amargué un poco cuando vi ese final y tres de los chicos acabándole adentro al tipo este. Yo que soy re prevenido les dejé la tarjeta de donde podían hacerse los test rápidos gratis, porque me siento responsable cuando me entero de estas conductas de riesgo, imaginenense verla!!!
Tuvo suerte, porque tiempo después apareció en la clínica y le dio negativo el resultado, sin duda que es una ruleta rusa y por eso hay que cuidarse siempre gurises.
Igual, entre borracho, satisfecho, asustado, un poco asqueado por todo lo que habia hecho y visto, y sintiendo que no hay mayor realidad que el dicho que dice que: “cuando la de abajo se calienta la de arriba no piensa” y lo que había visto me fui a mi casa después que me acabé en una paja cruzada con el pendejo “mio”.
LLego a casa, estaba solo. Me di una ducha, estaba todo babeado y en eso me cae un mensaje. “Hola, pensé que me ibas a invitar a dormir contigo”. Era el guacho que me había agarrado para mi. “Venite que te pago el taxi” -le respondí- y se quedó toda la noche, garchamos precioso, almorzamos juntos y me quedó de llamar y nunca mas lo vi.
Así fue la primera vez que estuve en una orgía, donde hubo un montón de morbo entre machos, donde vi cosas que no me gustaron y que me hicieron sentir mal, donde gocé mucho, y donde conocí a ese guacho que no me acuerdo el nombre pero que era divino y que ojalá en algún momento lo vuelva a cruzar.
Fred Barbas

Tengo 40 años y vivo hace 7 en MVD en mi segunda temporada. Soy de Rocha, bien al este de Uruguay. Pero soy profesor de Historia y de inglés este año cumplo 20 años en la docencia, he trabajado con el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA en dos proyectos. ESCRIBIME freddy2013uy@gmail.com

Compartir

4 Replies to “Mi primera vez en una orgía | Cuando la de abajo se calienta la de arriba no piensa”

  1. Me parece muy sensato, haber sentido la impotencia de ver en su propia cara a varios chicos teniendo sexo sin protección, siendo que eso va en contra de sus principios y de su causa de promoción de la profilaxis.
    Hace 3 años me separé de una pareja con la que estuve 8 años, ambos con vih y al volver ” al ruedo” me encontré en el dilema de si debía avisar de antemano al tener un encuentro sexual o no. Opté por no hacerlo y cuidarme y cuidar al otro siempre.
    Para esto apelé al sentido común, usar forro para la penetración tanto en rol de activo como de pasivo y me he encontrado en ocasiones donde el otro pide o insinúa practicas mas de riesgo pero siempre lo evité y pienso seguir en la misma linea de conducta.
    Pero como muchos tengo mis contradicciones, en una época de distanciamiento con mi ex pareja, conocí a un chico que propuso de primer momento tener sexo sin preservativo, él en rol de activo solamente, me habló de que asumía los riesgos, y que como activo tenía chances muy inferiores de contraer vih al no cuidarse que alguien en rol de pasivo, averigüé al respecto y tenía sentido, sumado a que el pibe me gustaba y me calentaba muchísimo, accedí a tener sexo con él.
    Supongo que esa hubiera sido una buena oportunidad de decirle que soy vih positivo, pero no me animé y no sé si actué mal o no, pensando en que su decisión era la de asumir riesgos y su forma de concretar sexo con parejas ocasionales es la de coger sin forro y no preguntar nada, pero yo había preguntado, y sin decir ” yo soy vih negativo” indagué en como era eso, y en por que lo hacía y en como era ese mundo bareback.
    Sucedió que con él tuve el mejor sexo de mi vida, siendo versátil, y generalmente mas activo, yo supe que iba a ser pasivo con él y así fue. Repito, fue el mejor sexo de mi toda mi vida y por suerte o como sea que se llame, esto era mutuo, se notaba, se sentía y nos lo decíamos francamente.
    Eso me llevó a querer repetir con él, una y otra vez durante un largo tiempo, luego de varios meses yo reconcilié mi relación de pareja pero lo seguí viendo en onda trampa hasta que me privé de seguir con él para no seguir siendo infiel.
    Nunca le dije lo del vih, hace varios años que no nos vemos ni hablamos, él intentó muchas veces buscarme porque ademas de una piel increíble y un sexo sublime, no puedo negar que un poco me movió el piso y me confundí en cuanto a lo que sentía por él, pero él sabía bien lo que le pasaba conmigo y me lo dijo bien claro, tuvo los huevos y fue sincero al decirme que yo le gustaba para mas, y yo no los tuve, no fui sincero, no pude ser sincero.
    Yo podría ubicarlo y sé bien como hacerlo, pero aunque me muero por buscarlo, me detiene el hecho de que no quiero volver a verlo y seguir ocultando el tema, tampoco le quiero mentir y mucho menos se como hacer para decirle como fueron las cosas, lo mal que estuve y lo cagón que fui.
    Lo que mas lamento es no haber aprendido nada bueno de esa experiencia, porque todavía no me sucedió, pero no sé como va a ser el día en el que me vuelva a enganchar con alguien y le tenga que revelar que tengo vih. No se como hacer y me angustia solo pensarlo.
    El anonimato me deja decir esto por primera vez y se me cae un lagrimón. Tal vez algo parecido le haya sucedido a alguien alguna vez y lo haya podido resolver y me gustaría conocer su experiencia. Gracias por leer.

    1. Hola Pablo, gracias por tus sinceras palabras. Te siento muy real y entiendo lo del anonimato. Estas en tu derecho. También tenes derecho a NO contar tú serologia a tus parejas sexuales siempre y cuando te cuides. Además si haces los tratamientos cuando te descuidas el que lleva las de perder sos tu porq corres riesgo de unare infección. Lo bueno es que si te cuidas tú también cuidas al otro siempre. También he leído por ahí que no hay riesgos de transmisión de vih cuando la persona que convive con el virus toma correctamente los medicamentos antorretrovirales. Los derechos sexuales son derechos humanos y no los perdes cuando convives con vih. Hoy implica un cambio de vida, nada más. Así que tenes la misma expectativa de vida que una persona que no tiene vih. Yo no convivo pero me ha pasado de tener dos novios que si tenían y todas las personas lo viven del diferente. Uno me cuidaba más que yo y hasta rechazaba su propia eyaculacion y el otro era más bien dejado y eso me enojaba (no sé hacía controles si no tenía pastillas estaba todo bien etc). Los dos (uno tiene 39 ahora y el otro 42) me contaron su estado de vih de diferentes formas. Uno llorando la primera vez q cogimos y yo le dije “saca el drama y poneme un forro que yo tengo educación y no es un tema para mi me importas tu como hombre y como persona” y cogimos riquísimo y el otro mucho más frío en todo me lo contó pero también sufriendo. Yo creo que no deberían sufrir y no tienen que contarle eso a todas sus parejas sexuales porque muchas veces se autoestigmatizan. En este contexto creo que te diría muy a lo Cacho Castaña “relájate y dale disfruta”. Relájate, cuídate, querete, toma tu medicación y DISFRUTA que la vida conocida por ahora es está nomas la que tenemos (ojalá vengan otras) y ya tiene bastantes dramas como para nosotros mismos hacernos problemas. Es solamente mi punto de vista. No es un consejo. Empatizo contigo. Te mando un abrazo, gracias por leerme, Freddy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE