homofobia y censura

Mi experiencia Hiv. Mi nueva condición

Compartir

Les quería contar mi experiencia con el Hiv, me enteré hace poco que soy portador al momento de la noticia solo pensaba en una cosa que me  iba a morir rápido y que iban a pensar  la gente que tienen contacto conmigo …

Pero después de un tiempo y teniendo que acostumbrarme con la nueva realidad me di cuenta que eso era solo una fantasía de mi cabeza y que el  mayor problema es que voy a estar solo ( sin novio) , la verdad es que la gente que con la que  yo charlaba antes de la noticia era muy copada pero al decirles se  borraban.

Yo esperaba que algunos reaccionaran así pero no me imaginaba que iba ser tan  masivo, habló con mi infectologo del tema y me dice que esa es una realidad muy común que la gente toma cuando se entera que uno tiene Hiv pero hay que tomarlo con calma para no entrar en una depresión que felizmente no es mi caso.

Bueno quizás esta página puede ayudarme a conocer gente que quiera conocerme ya sabiendo de mi condición y aceptándola que eso tbm es parte de mi, soy un chico de 25 años ( pasivo aclaró para los activos) pero tbm buscó amistad verdadera porque ni con mis mejores amigos pude contar xq los conozco y sé que van a reaccionar igual a los otros. Mi email es luchocampocampo@gmail.com

Relatos de los lectores

Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.

Compartir

6 Replies to “Mi experiencia Hiv. Mi nueva condición”

  1. Hola Lucho! Te cuento que yo hace 3 años que estoy en esta y la vida me dio vuelta de campana. Al principio, igual que vos: miedo a una muerte espantosa, a las secuelas del tratamiento, a los infinitos exámenes… Con el tiempo todo eso se fue relajando, y como lei mas arriba, es una enfermedad cronica más. Tambien tenia mucho miedo de transmitirselo a alguien (no se contagia, se TRANSMITE), hasta que entendi lo que implica la indetectabilidad y el conteo de CD4+ alto. Obvio que igual me cuido, y cuido a quienes esten conmigo. En este tiempo conoci a un montooon de chicos que estan en nuestra situacion, muchos de los cuales si querian ponerse en una relacion mas seria conmigo, seropositivos y no, sin embargo no estoy preparado mentalmente para ese paso por ahora. A lo que voy es: que seas hiv+ no tiene por que afectar tu posibilidad de estar en pareja con alguien, menos siendo gay. Como dice un amigo, el 60% de “la comunidad” lo tiene. Y esta muy bien a mi entender que se lo digas a los pibes que conoces, hasta puede ser un inmejorable filtro para descartar problemas con pelotudos a largo plazo. Fuerza, hace el tratamiento, cuidate y cuida a los demás. Grandes momentos esperan en nuestro futuro. Si queres contactarme para hablar del tema, sentite libre de hacelo.

  2. Hola, qué tal? Contar a otros que sos HIV+ es como repetir la acción de salir del armario cuando nadie sabía que eras gay, es difícil y muchos no lo comprenderán, algunos se alejarán y la gran mayoría lo aceptará porque sos vos, la persona, por quienes ellos se interesan y no la infección. Sin embargo, aún cuando ya la mayoría sabe (o más deberían saber) que el HIV es una enfermedad crónica y que ser portador no implica contagiar por el contacto común, ni siquiera en el acto sexual si se toman las medidas necesarias (uso del preservativo) habrán muchos a quienes les cuesten afrontar tu nueva realidad, debido a ello debes tener “tacto” al elegir a quienes contar y cómo hacerlo. No estás obligado a decirles a todos, ni siquiera a las personas con quien tenés sexo (obviamente, usando el preservativo no existe ningún dilema moral al respecto). Vos sos dueño de tu verdad y podés compartirlo con quien quieras.

    Las personas te quieren por quien sos, no por qué infección tengas. En mi caso, sos HIV+ ya hace unos 6 años y en el transcurso de ese período les he contado a la mayoría de amigos, también conocidos y varios con quien tuve sexo. Tuve también dos parejas serodiscordantes (no portadoras) que conociendo mi situación me aceptaron y me quisieron en su momento.

    Ten esperanza y actuá!, la soledad está en tu mente y en tu corazón, no en tu sangre. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE