Médico a domicilio.

Compartir

Por Henry –  Ayer con el frío no tenia muchas ganas de ir a laburar aparte me sentía un poco engripado y con ganas de quedarme en la cama. Así que a las 9 mi jermu llamó al laburo para decirle que no iba a trabajar y pedir medico.

Me quede en cama mirando algunas pelis y durmiendo entre sueños siento el portero atiendo y me dicen que era el medico laboral. Me pongo un jogging arriba del pijama y bajo abrirle. Era el medico un guacho de aprox. 1,90m, 90 kilos, morocho, ojos verdes, barba de un día, acompañando por un asistente venezolano mas bajo que él y mas delgado. Lo hago pasar llego depto y me dice el venezolano: parece que estas solo, si le contesto: “mi mujer trabaja y vuelve tarde”.

El médico me pregunta que me pasaba, le comento que tenia un poco de tos y me sentía el cuerpo afiebrado y con dolor. Me dice bueno te voy a ocultar, como estábamos parado le digo aquí, me siento en el sillón, el venezolano dice aquí esta frió, enciende el aire, entonces le digo pasemos al dormitorio que esta la estufa encendía. Me saco el jogging y me quedo en pijama me pide que me saque la parte de arriba para revisarme, me siento en la cama y empieza por los pulmones me hacia respirar por la boca abierta y por la nariz al estar sentado yo sentía parte de su bulto en mi hombro. Me hace recostar y me ausculta el pecho, estuvo bastante tiempo y le pide al asistente una palillo para verme la garganta, hago arcadas varias veces y me dice bueno, parece que nos sos de tener nada en la boca que te da arcadas. Me río, me pregunta si tuve fiebre, le dije no se y entonces el asistente le alcanza un termómetro me lo trata de poner debajo de las axilas y se le cae sobre mis pierna y al intentar agárralo me toca la pija, me mira y se ríe, me vuelve a colocar el termómetro debajo de la axila.

Ambos estaban con el uniforme celeste y una campera roja encima, no se si era yo pero se les marcaban bastante los bultos.

Mientras esperaba el minuto para sacarme el termómetro, conversaban entre ellos. saca el termómetro y dice casi 37 un poco afiebrado, yo la verdad que no sentía nada, entonces el venezolano le dice: porque para mas seguridad no me tomaba la temperatura en la ingle. Te molesta -me pregunta el medico-, entonces baja el pijama y lo pone en la ingle y quedo en bolas delante de los dos, el venezolano se toca el como si le picaban los huevos, el médico saca el termómetro y pasa toda la mano sobre mi pija dormida y al pasar la mano me calentó y comienza a pararse.

Saca el termómetro y dice 37 y 2 con un poco de fiebre y me dice a ver como están los testículos y empieza a mano manosearme, pero mal y me terminé de poner al mango , entonces le digo flaco: me estas calentando!

Se ríen y me sube el pantalón pijama y al estar al mango quedo en carpita, el asistente guarda todo y me dice bueno así no vas a poder ir abrir la puerta , yo le digo si me levanto de la cama y veo que el medico también la tenia parada.

Es ahí cuando me dicen si no tenes problemas trataremos de solucionar esto y el asistente se arrodilla me baja el pijama y empieza a mamármela mal con desesperación, entonces el médico se bajó el pantalón y se la empieza a pasar por la boca del que me estaba chupando, deja de chuparme y empieza a pajearme con su mano y comienza a chupársela al medico. En medio de todo eso comienza a sonar mi celu, era mi jermu para saber como estaba; le digo que bien, que esta el medico laboral, que después la llamaba y corto.

Ambos se ponen en bolas y el Dr. se pone en cuatro arriba de la cama me abre el culo y me pregunta: ¿te animas?
Yo que estaba recaliente tiro una escupida en mi chota otra en la mano se la paso por el orto, viene el venezolano con un liquido y se lo pone a mi chota y empiezo a penetrarlo al medico. Costó un poco pero se la mandé de una hasta al fondo. Lo cojia y me encantaba y el se mandaba gemidos de placer y el venezolano pela una cosa que nunca vi (25*6) y se la manda en la boca yo mientras lo cojia a el veía esa verga y se me hacia agua el culo, en un instante enfrentados el venezolano me hace caída de ojo con su pija y le dijo que si. se la saca de la boca al medico y me pone a mi en cuatro arriba de la cama agarra el liquido y me lo pasa bien por alrededor de mi orto y ahí empieza a trabajar de a poco, yo estaba dilatado pero no para tanto grosor gemía y me encantaba, no sentía dolor.

El medico se acerca me empieza a besar y a pasarme su pija por la boca para que se la agarre en un momento la sentí toda adentro y quería mas adentro aun, mientras el asistente me recojia, yo se la chupaba al medico y el me pajeaba habremos estados un rato divino, yo acabo soy el primero en acabar, y al rato el medico me dice que la saca, que va a acabar le hago seña con la cabeza que no y sigo mamándosela hasta que ciento el calor en la garganta y enseguida la misma sensación de leche caliente en mis entrañas. Le pido que no me la saque y a medida que se le ablandaba me la sacaba de apoco.

Ya no sabia donde estaba, como estaba y que hora era. Quedamos los tres exhaustos solo anime a preguntar si querían algo. El Dr. Pregunta si se podían bañar; obvio que si -le contesté- y mientras se bañaban le preparé un café y quedamos conectados con los celulares para otro encuentro los tres. Que espero que sea pronto.

Lo cuento por acá porque es algo maravilloso que me pasó y no se lo puedo decir a nadie.

Relatos de los lectores

Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.

Compartir
Latest Comments
  1. yo
  2. Bruno
  3. Beto
  4. milton
  5. Javier

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE