asi te queria tener

La mirada de los otros.

Compartir
 Martin | La mirada de los otros |
otros
Me encanta todo lo que sucede en una tetera, es un morbo incontrolable que me gusta observar, pero hay veces que tengo ciertas barreras que me obligan a bajar un cambio…

 

A mi me gusta ir saunas o baños. Me gusta mirar lo que otros hacen pero no me gusta participar más allá de eso. Me gusta explorar alternativas pero desde afuera. Rara vez he chupado la pija de alguien más, casi nunca dejo que me la chupen y nunca he besado a nadie ni tenido sexo anal en estos lugares. Me fascinan un buen par de pelotas pero del manoseo no paso.

Me calienta mucho decir que no. Me encanta que me supliquen, me gusta ese tono que pone un tipo cuando pide algo desde la calentura. Me excita dejar las cosas ahí o irme en el momento más candente. Me gusta ver la mirada perdida de un hombre que me desea mucho y me gusta que sepa que eso que quiere en realidad no sucederá. No tengo problemas en que me vean desnudo, siempre que quede claro que no pueden tocarme.

Pero lo que más me gusta es no sentir el temor de haberme contagiado de algo. O la sensación de que fui demasiado lejos por una calentura. Creo que el sentimiento de auto control me hace sentir mejor a largo plazo y que una calentura esta bien pero dura poco, y sus consecuencias pueden ser peores. La sensación de poder (sobre mí) le gana al vacío post-sexo anónimo. Además estar en una situación sexual y no tener nada sexual me parece mucho más original y excitante.

Entiendo que no puedo reprimir mis deseos, que la represión me lleva a obsesionarme.
Aclaro que yo no busco compromiso, no me interesa conocer a alguien, no quiero ver su lado humano ni nada. Para mi se trata de sacarme las ganas de mirar, de conocer como lo hacen otros. Desde que hago esto he podido mejorar mi satisfacción sexual con mi marido, he podido cambiar de rol de activo a pasivo con él y ya no me molesta admitir que ambos tenemos fantasías sexuales afuera de la pareja. Con él no me niego. Me siento relajado y siento que realmente he elegido tener sexo. Y no que simplemente me deje llevar.

¿Será que estar en pareja da una confianza tal que genera más atracción de otros? ¿Y que a su vez esa mirada ajena da más confianza para seguir en pareja? Como si fuera un ciclo.
Relatos de los lectores

Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.

Compartir

3 Replies to “La mirada de los otros.”

  1. esos insufribles swingers que miran, provocan, y no “quieren” nada, ni que los toquen, dejándote egoístamente en la peor de las calenturas, debería haber un NO a sus manoseos sin posibilidad de retribución, agravado por la “trampa” que ostenta éste

  2. Interesante relato. Bien escrito e intimo en el tono.
    Tienta decir lo que no tiene mucho sentido a partir de las dos afirmaciones anteriores: que se trata de un simple acto voyeur, en ese contexto una descarga más, ya no de leche sino de libido narcisista, algo que no todos lo que lo hacen pueden asumir, y que la histeria se satisface en la insatisfacción que produce a un otro. todo Ok, la tetera es tierra de nadie, no hay códigos en general y en la selva y hay de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE