Pajas “entre primos” una noche de verano.

Compartir

“Interesante, muy interesante…” eso fue lo que pensé después de lo que paso aquella noche de verano.

Fred Barbas
Fred
Como todo verano mi familia y yo viajamos a Maldonado, lugar de origen de mis padres, donde toda nuestra familia vive, para pasar las fiestas. Allí me encontraría con todos, pero me llevaría una nueva, distinta, y reveladora experiencia.

No les voy a contar sobre todo el viaje porque seria aburrirlos con historias de abuelas y abuelos, tíos lejanos y cercanos, etc. etc. etc… Lo que si voy a contarles es lo que paso una noche en particular.

Esa noche los “grandes” habían salido a cenar, sin “chicos”, para hablar de cosas de “grandes”… (Aunque yo ya tenia 13 años). La cuestión es que decidí quedarme a dormir en lo de mis tíos, para axial no aburrirme solo en lo de una de mis abuelas.

Pajas entre primos en una noche de verano.
Marcelo era el que la tenia mas grande…

Mis primos son 3, 2 varones y una mujer. Obviamente yo dormía con mis primos varones en su habitación. Después de una cena de la abuela decidimos ir a dormir (o al menos eso dijimos para que mi primita se vaya a dormir). Una vez en la pieza nos pusimos a pensar en que podíamos hacer, y después de un rato de discernir mi primo mas grande dijo que un amigo le había prestado una película porno, y si la queríamos ver. A lo cual respondimos con un enorme SI!, obviamente.

Pausa: decidí hacer una pausa para contarles un poco mas de mis primos, y se den una idea de como son. El mayor tenia en esa época 16 y el menor 12, el mas grande era mas alto que nosotros, tenia un muy buen cuerpo desarrollado por la natación y el rugby, y la verdad que de cara no estaba nada mal en aquella época, pelo castaño oscuro, ojos verdes, tez blanca pero tostada y muy buenas facciones (lastima q unos años después las hormonas hicieron de él algo muy distinto). El menor era mucho mas lindo q el mayor en cuanto a facha, pero con un cuerpo normal, como el mío… en general la verdad es que son dos pibes que estan muy bien.

Así fue que nos dirigimos al living (luego de verificar que la pequeña dormía profundamente) y nos dispusimos a ver la ¡porno!, con muchísima excitación. La verdad es que Nicolás (el menor) y yo éramos bastante ignorantes en cuanto al sexo, yo recién estaba aprendiendo de mi cuerpo, la masturbación y demás.

 

Pajas entre primos en una noche de verano.
En el sillón nos dispusimos a ver la #PORNO!

A medida que transcurría la película notamos que Marcelo (el mayor) tenia la mano metida en sus pijamas, en ese momento yo decidí hacer lo mismo (después de todo si el mayor y dueño de casa lo hacia, porque yo no)… un ratito mas tarde Nicolás pregunto porque teníamos las manos ahí, y entonces, luego de unas miradas un tanto raras, decidimos de alguna forma enseñarle a masturbarse.

En poco tiempo terminamos los tres en el mismo sillón, y Marcelo empezó la clase. Yo ponía mucha atención, ya que a pesar de saber algo, no era muy experimentado en el tema.

Comenzó diciendo que cuando se veían cosas de sexo, o mujeres desnudas los hombres nos excitábamos, lo cual

 

provocaba que se nos endureciera el “pito”, el dijo que si, que eso ya le había pasado, pero que no supo porque, ni que hacer con ello. Entonces le explicamos que si se tocaba podía llegar a excitarse mucho mas, y eso se sentía muy bien, especialmente si llegaba a salirle el “liquido” por la punta (lógicamente le aclaramos que no era pis ese liquido).

Una vez explicado esto Marcelo dijo: “porque no lo hacemos los tres, así de paso vos ves como lo hacemos nosotros y aprendes mejor”. Sin siquiera pensarlo dos veces, y acostumbrados a vernos desnudos mutuamente, los tres sacamos nuestras cosas (que eran muy tiernas en ese momento) y empezamos a masajearnos. Yo seguía muy de cerca los pasos de mayor, para no quedar como un “inexperto”.

La verdad es que se puso entretenido, pero mejoró cuando de golpe Marcelo le agarro el miembro a Nico, y le dijo “lo estas haciendo mal, este es el movimiento….”.

Yo me quede un poco sorprendido, pero por alguna extraña razón, también excitado. De pronto Nicolás dijo “se siente mejor cuando lo hace otra persona me parece (algo indudablemente cierto) así que decidimos que cada uno se lo haría al otro, así comenzamos.

A mi me toco hacérselo a Marcelo, quien a su vez “ayudaba” a Nico, quien hacia lo mismo conmigo. La verdad que para la edad que teníamos nuestros miembros no estaban nada mal (de lo cual me di cuenta mas adelante cuando supe de medidas y demás), lógicamente el mas grande era el de Marcelo.

La verdad que encontré muy entretenido pajear a mi primo, y quizá mas aun que me pajeen.

Después de un rato de estarnos tocando, Marcelo comenzó a hacer sonidos un tanto extraños, y de golpe acabo en mi mano. Yo ya sabia q eso pasaba, pero había llegado a ese punto solo un par de veces. Ahí le mostramos a Nico que era lo que salía del pene, y después tanto él como yo le preguntamos a Marce si podía hacer que a nosotros también nos salga.

Así fue que Marcelo se sentó en el medio y comenzó a masturbarnos mucho mas duro, la verdad es que no tarde mucho en acabar yo también, nunca había sentido tanto el orgasmo antes, y fue muy placentero.

A pesar de intentarlo un rato mas, no logramos que Nico acabe, quizá no estaba listo todavía…

La cuestión es que esa fue una de mis primeras experiencias con algún tipo de transfondo “gay”, lamentablemente en esa época me pareció mas un juego que otra cosa, ya que no conocía mucho de mi sexualidad, ni sabia que me calentarían los hombres mas adelante.

Pajas entre primos de una noche de verano
Fue una de mis primeras experiencias con algún tipo de transfondo “gay”

Con mis primos nunca lo repetimos, quizá porque al año próximo éramos más grandes y sabíamos mas o menos que entre hombres “NO HABIA QUE HACER ESO”, o quizá porque no hubo una nueva oportunidad. Pero realmente no me molestaría volver a hacerlo, je jeje, especialmente ahora que los dos crecieron muyyy bien.

 

Fred Barbas

Tengo 40 años y vivo hace 7 en MVD en mi segunda temporada. Soy de Rocha, bien al este de Uruguay. Pero soy profesor de Historia y de inglés este año cumplo 20 años en la docencia, he trabajado con el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA en dos proyectos. ESCRIBIME freddy2013uy@gmail.com

Compartir

6 Replies to “Pajas “entre primos” una noche de verano.”

  1. Me paso algo parecido con dos hermanos uno lo hizo de curioso, el otro le gusto mucho mas y nos pajiamos bastante, me quede con muchas ganas de chuparsela y de seguir tocandolo era muy lindo en esa epoca teniamos 12 años aproximadamente, padres uruguayos tmb jeje, saludos desde Argentina muy buen relato.

  2. Yo tambien me calenté con el relato y me acordé de mis principios, cuando le “olias los pies a mi primo” que era mas grande que yo (13 años), yo tenia 8 y el 21 estaba refuerte porque jugaba al futbol y era bien machote, después cuando fui mas grande ya me lo quería comer, solo una vez pasó a la salida de la pileta cuando nos cambiabamos la malla, se la chupé mucho y después me empomó, cuando la tenia adentro con la pija dura, me pregunto si ya tenia 18 y yo le mentí diciendole que si cuando en realidad tenia 17, faltaba un mes para mi cumpleaños y el gil no se acordaba. Cuando al mes estaba en mi cumple y me saludo, recuerdo que me dijo: “dejá de mentir” y nos reímos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE