Hasta las Victorias siempre!!!

Compartir
Parque de las Victorias | Pasionero |Lugano |

En-el-autoHace un tiempo atrás escribí algunas de las muchísimas historias que tuve en Lugano I y II, mas exactamente en el Parque de las Victorias. Hoy cualquier lugar se ha vuelto inquietante y dudoso. Un lunes, quede muy caliente después de un finde rodeado de chongos maridos y novios de primas. Never. Así que fui al parque, hirviendo. Cuando llego, veo que en un espacio pegado a la cancha de golf hay un santuario popular. Había un perro sentado muy dueño de si mirándome fijo, y un flaco morocho, patudo, de buen ver, que me mira fijo. Pero igual no me acerco tanto, me quedo a prudente distancia. El flaco se agarra el paquete y yo feliz lo miro sin pudor , como oteando las dimensiones del ganso. Agua va, pela y saca un bella verga morcilloza que requería una boca para ponerse dura. Me dice si me gusta y que me acerque a chuparla. Algo me paso que no me anime, raro, una luz divina, me lo impidió. Como vio que yo me iba, de un costado del altar saca un facón y me amenaza con cortarme la cabeza si o me acercaba, el perro se pone en guardia. Yo no podía creer la escena y tome coraje y camine tranquilo hacia algún lugar donde salir corriendo si era necesario. El continuaba amenazándome, seguía parado en su lugar, yo esperaba que el perro saltase sobre mí y me devorase. Me di cuenta que estaba chapita, aquello era un delirio. Camine con el aliento pidiendo pija (la de ese monstruo era hermosa, me dejo caliente) que fastidio, todo en contra. Miro hacia donde había estado ese flaco parado para decirles donde estaba  y había desaparecido. Y nada daba cuenta que de que se había ido hacia algún lugar de salida que se lo pudiera entrever, no había pasado tanto tiempo como para desaparecer, desmaterializarse. Me relaje, pero quede inquieto y supercaliente con lo que hacían los flacos. Luego volví ese día más tardecita, ya bajaba el sol, estaban los travas trabajando. Siempre hay mucho chongo desesperado por acabar. De pronto se me acerca un flaco de 50 años aprox. Lo había visto por ahí otras veces, nos conocíamos de vista. Me invita a su auto y voy. Es muy bonito. Cara de macho recio. Ojos verdosos cristalinos, retano. Corpachón y fuerte. Casado y con hijos. Árboles, oscuridad, espacio, brisa, noche cerrada. Me besa, me agarra las nalgas, mete mano por dentro del jogging y juega con el dedo en la puerta del orto, me mete los dedos en la boca para llenarlos de saliva y los vuelve  a pasear por la puerta del orto, gime el y yo. Muy machazo, muy fuerte, el sabe que me gusta así y a el le gusta que me guste, provoca todo. Me pide que le agarre la pija y se la chupe. Tengo que abrirle el pantalón de Jean, el me ayuda y se desabrocha el cinturón grueso de cuero rudo. Se baja los pantalones y el calzoncillo de chongo hasta los tobillos y me regala tremenda verga gruesa, cabezona, huevon, peludo y desesperada. MACHO. Mientras le mamaba la verga , el recostado en el asiento del conductor, me agarraba el orto para que no me escape con los dedos metidos hasta el fondo y gemía. En medio de la mamada me dice, quédate quieto, no hagas ningún movimiento raro y sentate. Quédate tranquilo no pasa nada. Veo hacia afuera de la ventanilla y había tres policías de montada rodeando el auto. Nos piden bajar las ventanillas y el les dice que va a bajar del auto para hablarles. Los gendarmes se bajan de los caballos, me miran, miran hacia adentro del auto. El flaco, sube al auto, me pregunta que quiero hacer y le pido que me coja. Después de buen rato se le paso el cagaso. Pero estuvo bueno. Me imagine a los gendarmes sometiéndome y después a el caliente porque tenia el culo abierto a pijazos de la autoridad. Alguna vez me paso que después que me cojio un flaco formidable, otro que se quedo con las ganas de comérselo me cogió para sentir como me quedo el culo de abierto y así percibir el tamaño de la pija que me comí.

Besos y gracias por esta pagina que esta hermosa… Lautaro sos hermoso.

 

Relatos de los lectores
Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.
Compartir
Latest Comments
  1. Dami
    • Fercho

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE