Hago sexting con mi amante y llegamos duros a la cama!

Compartir
Claudio Del Gagging

Claudio

Fotografiarse en actitud provocativa, enseñando alguna de nuestras partes sexuales o el envío de mensajes de texto con contenido a una persona de confianza, no es algo nuevo; el sexting lleva en la sociedad desde que aparecieron los mensajes de texto en los teléfonos móviles. Un simple SMS “picante” ya hacía levantar todas las alarmas de nuestro cuerpo, pero el nivel tecnológico de hoy en día nos permite realmente “practicar sexo” de forma multimedia y sin límites.

Mirá lo que te vas a comer en un rato…

Sexting.  ¿Por qué? Sencillamente porque es una forma de comenzar a tener sexo antes de estar desnudos en una cama.

El caso puntual que voy a contar es el que estoy teniendo con mi amante un chabon de 30 al que ya conozco y con el que ya he garchado en varias ocasiones, se nos fue dando de la nada, a el le gusta exhibirse y mostrarse y a mi me encanta lo que manda.

Por eso cuando nos estamos por ver el manda algunas fotos con frases que suben mi libido. Por ejemplo una foto de su chota semi erecta con una frase que dice:

“Mira lo que te vas a comer en un rato…”

Del otro lado yo ya empiezo a maquinar, el morbo que me genera prácticamente me dilata, y realmente creo que eso sucede porque cuando lo tengo a mi lado estoy para lo que el quiera.

O frases cercanas al momento de su llegada como: “Bebé esperame arrodillado porque estoy cargado y ardiendo”. Cuando llega se produce un encuentro que estamos esperando, tal vez 3 o 4 horas antes, todo se precipita, yo lo cubro de besos y chupadas y el también, no nos queremos perder en el encuentro y como hemos estado deslizando en los mensajes de que tenemos ganas el encuentro es mas expeditivo y sin vueltas.

Otras veces manda videos con frases en su voz que me alteran en el lugar en el que esté. Esto no me pasa con otros amantes y tengo varios, pero el hecho de recibir simplemente la notificación de un mensaje suyo hace que me escurra a un baño, o a algún lugar retirado para poder verlo. Porque se, que SIEMPRE en sus mensajes llega algo que me hará excitar y revolotear mariposas en mi panza y en mi culo…

Pienso en vos y se me pone así, preparate para mimarla…

Es pura suerte que se me ha dado. Porque en otras ocasiones me ha pasado con chabones que mandan fotos o frases con errores de ortografía y se me baja mal… Con este flaco no pasa eso. Porque al sexting hay que sostenerlo. Este pibe es bastante sado, le gusta dominar y yo cedo mi parte para que me domine, lo hemos hablado por mensaje y nos hemos puesto de acuerdo por whatsapp ¿para que hablar personalmente? Igual siempre hay un momento para preguntar ahí mismo en la cama si lo que vas a hacer le copa o no. Uno siempre debe indagar.

Yo me metí en sexting ante las muchas imposibilidades que se dan muchas veces ON-line para concretar. Que de vuelteros está lleno Internet, entonces uno empieza por deporte a preguntar que me harías, o a contar lo que le harías al otro.

El sexting es en un ejemplo de este cambio. Enviar fotos insinuantes o con carga erótica es parte de la conquista y de las relaciones amorosas. Además ayudan a ‘caldear’ los cuerpos preparándose para el encuentro sexual”

Para que una conversación con contenido triple X logre su objetivo requiere de ciertas habilidades y códigos. Lo más recomendable es saber quién es está del otro lado. No necesariamente se tiene que dar con una pareja estable, pero tengo que tener confianza con la persona a quien se lo envío, no se practica con cualquiera. Tenes que estar seguro 100 %, prestale atención a tus sentidos.

Preparado para un buen gagging?

Manual de uso no oficial

  • Aunque cada pareja es diferente, estos son algunos consejos compartidos por sexólogos y quienes practican sexting: Antes de mandar un texto, audio o foto, es fundamental asegurarse de que la persona a la que se le hace el envío está en la misma sintonía. Si no, la respuesta puede ser desde la indiferencia hasta el temido “bloqueo”.
  • Tener en cuenta el momento en el que el otro va a recibir la imagen o el video. Si está en medio de una reunión de trabajo, podemos generarle un problema.
  • Conviene que el tono de los mensajes vaya de menor a mayor, o ir graduándolo según la respuesta del otro. Para que funcione, ambas partes deben disfrutar el juego.
  • No hace falta ser poeta ni fotógrafo profesional para practicarlo, pero para algunas personas las faltas de ortografía o el contexto de la imagen (una foto familiar o un inodoro de fondo en el baño) pueden ser un balde de agua fría.
Claudio Del Gagging

Soy un man tranqui, que vive la vida y deja vivir. Fanatico del gagging, cuento mis historias para el morbo de los demás. Osito amigo que no le hace asco a nada y no es melindroso a la hora de arreglar.

Compartir
Latest Comments
  1. Astra
  2. raul

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE