¿Esta sobrevalorado el sexo anal?

Compartir

Mariano SepulvedaEn las páginas de citas o en las aplicaciones móviles para conocer chicos, hay un item a completar que representa la dicotomía más básica de las relaciones entre hombres: ¿activo o pasivo?
También existe una tercera opción, la confusa etiqueta del ¨versátil¨. Pero, ¿qué sucede cuando una persona no se siente representada con ninguna de estas tres categorías en lo que respecta a los roles y preferencias a la hora del sexo?

Tradicionalmente, uno piensa en la relación sexual como el acto de la penetración.
Quizás heredado del coito heterosexual, el concepto de que el sexo sólo tiene que ver con eso puede ser un tanto erróneo. Los encuentros íntimos pueden incluir todo tipo de prácticas; desde sexo oral hasta la masturbación mutua, pasando por los besos y el frottage sin necesidad de culminar en la penetración.

Seamos realistas, para la mayoría de nosotros el sexo anal no es tarea fácil. No es como lo muestran en las películas, donde uno se pone de espaldas, abre el traste y ya está. En casi todos los casos esto requiere de cierta preparación, un tiempo de relajación, el uso de mucho lubricante, no tener lesiones ni lastimaduras anales y, claro está, una pija bien dura que sepa hacer su trabajo.

Un poco por esto y otro poco por una cuestión de preferencia, existen muchos chicos gays que disfrutan del sexo sin necesidad de practicar la penetración anal. Esto puede generar otra incompatibilidad entre aquellos que prefieren cosas diferentes al momento de llegar a la cama. Son muchos los que, como decíamos antes, no consideran sexo aquello que no incluya penetración, por lo tanto no conciben la idea de estar con alguien que elige otras opciones al momento de dar y recibir placer. Para ellos, la penetración es ineludible.

Incluso algunas parejas que están juntas durante mucho tiempo comienzan a practicar cada vez menos el sexo anal por una cuestión de comodidad o por una reformulación del vínculo que ya no requiere de encuentros sexuales salvajes, sino más bien tiernos y amorosos.

También hay que tener en cuenta que el no tener penetración en las relaciones sexuales casuales reduce -NO EVITA- el riesgo de contagio de enfermedades venéreas y HIV.

¿Qué opinas? ¿Pensás en  sexo sin penetración, te parece viable?

 

Mariano Sepulveda

Periodista, Abogado, estuve ligado a la música y al deporte, llegué a jugar fútbol soccer profesional. He escrito en periódicos y guiones para televisión.
Involucrado en el show business y fanático de River, emprendedor, ansioso y en ocasiones demasiado honesto, amante de los viajes. Padre soltero con dos hijos…

Compartir
Latest Comments
  1. Juli39
  2. Andres
  3. Iván
  4. Alberto
  5. Juan Carlos
  6. Nestor
  7. Juan
  8. José Luis
  9. matias26
  10. Jose Accion
  11. Alex
  12. Edu
  13. Tony

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE