Entre vapores y Humos: Gemidos de homínidos…..

Compartir

Resultado de imagen para gay sex father and son“Arturo solía introducirme un dedo, luego dos y luego tres, escupiendo y expandiendo sus dedos en mi interior como intentando ver hasta donde mi cuerpo complacía a la dilatación…..”

Con mati (18) los 2 encuentros que tuvimos fueron en su auto y en mi casa, ese finde largo me propuso algo distinto, su familia tenía una casa quinta de fin de semana, que ese sábado estaría libre, entonces me propuso ir en su auto y pasar la noche allí. Estando de acuerdo nos encontramos en un punto intermedio y partimos, cuando tomó el camino enfilando hacia la zona de quintas me di cuenta que yo (24) ya conocía el lugar, pero a medida que avanzaba el auto me ponía mas nervioso, entramos por una calle en la cual yo ya había estado, al notar mi cara me preguntó si yo conocía el lugar, a lo cual asentí agregando que un par de veces había venido de visita a la casa de una familiar (mentira).

Cuando se estacionó lejos de la casa que yo conocía me tranquilice, pero me duró dos segundos, pues me llevó caminando hasta la casa y me dijo:  – Lo dejo en la esquina porque el portón está roto y no lo podemos entrar, además hay una garita de seguridad-   al llegar a la puerta me quedé helado, esa casa ya la conocía……….

Resultado de imagen para gay sex rimming gifArturo Siempre empezaba igual, la primera vez que cogimos yo tenía 19 (en esa visita al pueblo ya tenía mis 24 años)  tenía él tenía una fijación por el beso negro, me ponía en pelotas y de cuatro, luego me encajaba su lengua vivaz en el culo, yo podía sentir su barba de tres días raspando mis recovecos y su respiración agitada que aireaba con calor mi orificio, lo más rico era que cada tanto me pasaba un par de lengüetazos por el escroto para subir y retomar su compulsión oral.

Mati y yo estábamos recostados, con la luz tenue trasluciéndose a través del humo del cigarrillo, recuperando el aliento y disfrutando de esos minutos donde todos los músculos se relajan después de un buen polvo. En ese lapsus yo recordaba…….

Resultado de imagen para male naked smokeLuego de lengüetearme hasta generarme ardor y humedecerme todo para recibir su pija, Arturo solía introducirme un dedo, luego dos y luego tres, escupiendo y expandiendo sus dedos en mi interior como intentando ver hasta donde mi cuerpo complacía a la dilatación, preparándome así para el empuje feroz.

Ya de noche disfrutando de la comodidad de un colchón blando y embriagado por el olor a sexo y sudor que quedó en el ambiente yo me llamaba al silencio y daba respuestas escuetas a los comentarios de Mati, a la vez observaba la habitación y todos sus muebles con algo de culpa, por omitir el hecho de que yo había estado allí antes, pero con otra persona, no me animaba a preguntarle quien más usaba esa casa los fines de semana.

Arturo siempre llegaba a estar como enajenado de tanto chupetear y dilatarme, luego de un rato se calzaba un forro y con la cola empinada yo recibía su pija, entraba siempre como cuchillo en la manteca, la tenía larga y delgada, pero la movía muy bien, los huevos le colgaban cual campanas (como a muchos cincuentones) eso hacía que en cada empujón sus pelotas chocaran con mi cuerpo, eso me calentaba mucho, ademas que la metía siempre hasta el fondo como tocando un punto de profundidad doloroso pero único.. 

Esa noche Mati después de descargar necesitaba hacer catarsis.
Me comentó los problemas en su casa, puntualmente entre sus viejos, donde las peleas eran constantes y el divorcio era algo inminente que su padre venia planteando, todo a costas del sufrimiento y la negación de su madre, quien vivía deprimida  y a la cual él tenía que consolar continuamente, evidentemente para un pibe de 18 años era algo movilizador.

  • ¿che y tus viejos vienen acá?- pregunté en seco, porque me carcomía la conciencia.
  • Si pero muy poco, en realidad vienen mas mis tíos, son primos de mi vieja que están mas cerca de esta zona- me respondió. En ese instante respire un poco más y me saque de la cabeza la posibilidad de haber cogido con su padre.

Resultado de imagen para gay sexo coger al reves

 

Arturo era dominante, pero rutinario, luego de garcharme en cuatro siempre volvía al beso negro, lamiéndome todo el hoyo caliente y dilatado con desesperación, siempre decía en voz alta que le gustaba cogerme con la lengua. Luego me dejaba boca abajo y se sentaba sobre mi cola pero mirando hacia mis pies, para cogerme en esa posición donde su pija palanqueaba mi próstata hasta el borde de la eyaculación.

 

Luego de otro cigarrillo Mati se pusó caliente de nuevo, me dijo que quería coger en la sala, yo ya no tenia muchas ganas pero comenzamos a besarnos y me volví prender, caminamos en pelotas hacia la sala y luego de un buen 69 en el sillón, me hizo recostarme en la alfombra y me fue guiando hasta la posición que él quería probar. – si querés que termine rápido hagamos esta pose, me calienta mal!- me decía Matías.

Ahí me volvieron las dudas, ¿Qué vinculo tenia Arturo con Matias?  Era inevitable recordar a Arturo, más aun cuando esa era la posición en el que solíamos terminar nuestros encuentros.

Arturo para terminar y descargar toda la leche, siempre buscaba la misma posición. Me llevaba al borde algún mueble (cama, sillón, o incluso la pared) me apoyaba la espalda contra la superficie hasta dejarme cabeza abajo con la cola toda para arriba y la nuca en tensión, calculo yo que le encantaba verme entregado en totalidad, con el orto a piacere y él de pie mirando todo desde arriba, dominando…………….en pocos minutos Arturo estaba gimiendo como un simio y eyaculando hasta su alma.Resultado de imagen para gay sex upside down

Mati me hizo colocarme en esa posición con la espalda contra el sillón, la nuca en el piso y el culo a su disposición, fue imposible no recordar la cogida con Arturo, y si bien  yo ya había escuchado a Matias acabar, esa fue la primera vez que lo oí gemir sin inhibición. Era igual a Arturo. Me pregunté en mis adentros  ¿me Cogí al padre y al hijo? Y antes de poder exteriorizarlo con Matías, alguien entró a la casa (no habíamos bien cerrado la puerta). – Mierda!!, Papá!-  fue lo único que escuche antes de pararme como un resorte y cubrirme el pudor.

Era Arturo, nos encontró en pelotas, sudados y tendidos en la alfombra, enseguida nos levantamos con sorpresa y nos tapamos con lo que pudimos (Mati todavía tenía el forro lleno de leche cubriendo su pija).  Para mi fue un shock, pero Arturo se quedó petrificado y con la boca abierta, él no entendía nada, cuando me reconoció se agarró la cabeza y salió corriendo.

Tuve que quedarme a contener a Matías, lloraba desconsoladamente, con culpa, vergüenza y miedo de lo que pasaría, yo realmente creía que no sería tan grave (dadas las andanzas de Arturo), pero no me animé a quemarlo con su hijo. Luego de apaciguar un poco su angustia nos fuimos de la quinta y me dejó cerca de casa.

Yo terminé mis vacaciones con muchas incógnitas, pero a las pocas semanas me enteré por los chismes de mis tías que el tal Arturo se había separado y que Matias se fue del pueblo para estudiar, años mas tarde me encontraría nuevamente con Matías en Buenos aires, allí pudimos hablar de ese episodio, y nos pusimos al día mientras los vapores del sauna nos transportaban en el tiempo. El mundo es un pañuelo y la vida siempre trae sorpresas.

Resultado de imagen para gay sauna vapor

 

 

Ivan Mon

Un tipo común del interior, viviendo en Buenos Aires, disfrutando de los treintas. Universitario, soñador y con ganas de hablar del sexo sin tantos tapujos ni prejuicios.
Fanático del cine y de la buena cocina, esperando siempre aprender cosas nuevas y compartir experiencias de toda indole.

Compartir

One Reply to “Entre vapores y Humos: Gemidos de homínidos…..”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE