enemas

Enemas, para que tu macho no la saque embarrada

Compartir

Carta a  Maximilian Von Klackner, IVº Conde de Rhin-Berry, y IIIº Barón de Centina.

Carissimo primo Maximilian:

A la hora de hacerte penetrar, siendo tu conducta habitual, si te higienizas como te digo, no es necesario que hagas ayuno. No es indispensable que vayas de cuerpo primero y tampoco es menester que modifiques la estructura del baño de palazzo  como lo hizo  Bruno  Gelber, cuyo arquitecto le preparó el propio,  en Montecarlo,   de mármol negro (dramático  como  el Concerto Nº 2 de Rachmaninoff) con jacuzzi y con sauna; habiendo diseñado para él,   incluso,   un duchador que se desenrosca la flor y se transforma en una especie de cánula que le entra perfectamente en el afinadísimo orto (Bruno no puede tener un culo que no sea afinado como su oído) y con eso,  se realiza mi divo los lavajes antes de recibir sus saludables y acostumbradas dosis de garcha.

(solo los  Dioses completos  no cagan,  porque se alimentan de néctar y ambrosía, y mi admirado amigo Bruno,  si bien tiene talento divino,   lleva ese don   solo en sus manos.  El resto de sí  es simplemente como nosotros,  tiene  agujero, defeca,  es de carne y es mortal)

enemas

Entonces, a ti caro mío  te recomiendo:

Vas a una  ferramenta  de Via de Sette Metri, o de Via Carlo Alberto (in il miocaro Buenos Aires vas al Once) y te compras un chupete de goma para insertar manguera en la canilla y metro y medio de manguera del mismo grosor (suponte  tres cuartos de pulgada, ya que  eres estrecho, aunque como te he dado últimamente… el calibre interno de tu orificio, ha aumentado).

Trata de lijar con lija fina el borde de la manguera que va a ir introducida en tu ojete para que no te raspe el esfínter (o lima de uñas, que en el neceser de cualquier loca, ya sabes,  debe existir, aunque frecuentes  a  Francesca, tu manicure)
De todos modos si el chorro de agua es fuerte no vas a necesitar meter la manguera dentro del orto porque la fuerza del agua te va a dilatar bien il buco. En ese caso solo apoya la punta tratando de embocar, desde ya.

Luego abres la canilla que elijas (preferentemente la que es para llenar la bañera o sirve como salida al cuadro de ducha). La otra es desenroscar la flor de la ducha y colocar el chupete en el brazo por el que  viene el agua, teniendo en cuenta en ese caso el largo de manguera que necesitas porque tiene que llegarte hasta el culo y unos cinco centímetros más (no es necesario que la metas mucho por más que te empiece a gustar, porque te puedes lastimar).

Lubrícate con jabón,  bombóm. Con eso es suficiente.

Creo que no es necesario que te diga en qué posición ponerte, porque ya  sabes muchas a la hora de hacerte fornicare. Confiá en tu instinto. La posición de parado con las rodillas levemente flexionadas es buena si la fuerza del agua es suficiente,  porque el popó sale por ley de gravedad.

Muy importante es que te fijes previamente en la temperatura del agua. Te puedes quemar adentro y eso es de terror además de muy peligroso. Y si está fría, por la cercanía con la vejiga,  te puedes provocar cistitis. Usa el agua a temperatura del cuerpo, la que te resulta cómoda y placentera para bañarte.

Si hay merda en el recto, (que casi siempre la hay o quedan restos) va a salir sola con la maniobra. También, si no quieres limpiar pedazos de caca del piso o que se vaya por el desagüe de la bañera (pues Robertina tu mucama,  no tiene por qué bancarse tales sorpresas), cuando sientas que se te llenó el orto (de eso ya sabes bastante) retienes y te sientas en el inodoro haciendo fuerza. Así varias veces hasta que el agua salga totalmente limpia.

Otro tip, no tan eficaz pero sirve por si tomas una habitación del Trastevere para que no te reconozcan,   o te animas a ir al apartamento del Duque de Orleans con su verga de 28 cm según dicen, y hace horas que saliste de tu casa y antes del encuentro tomaste el té con  confetture di cioccolato (6) en  la villa de Monteleoni, es llevar en tu cartera una jeringa para enemas que se compra en farmacias.

Busca la que carga al menos un litro de agua. Son como unas ampollas de goma colorada para estos efectos.

A esa la llenas con agua tibia y después haces la descarga en tu recto y luego te sientas en el inodoro. Más incómodo porque te tienes que poner culo para arriba, o como si estuvieras pariendo,  o sentarte haciendo presión con tu cuerpo sobre la jeringa con la cánula introducida en el upite para que salga el agua que nunca será con la presión de la cañería.

Y si no la llenas bien,  te entrará aire que luego despedirás como gases (de esos que te avergüenzan despedir luego que te he taladrado durante horas), pero sirve.

Si il tuo maschio  es de los que solo gusta del olor a buen perfume te lo va a agradecer. Sabes que yo no tengo problemas. En áfrica, en mi historia personal, apenas todo esto  importaba.

Tuve la fortuna de que me amaran tanto, que mi miserable humanidad y hasta mi olor fecal,  se consideraran sagrados.

Pero, si te gusta jugar y seguir mamándola luego que te la pusieron  sin degustar tu propia mierda, esto es para ti, que has vomitado en la costa de Capri cuando la saqué de tu orto con bonete y te la hice chupar.

Y si el activo es bisexual, ya puedes competir con ventaja respecto de cualquier vagina de donde nunca un matone la sacará embarrada.

A lo sumo esta especie, la saca con olor a bacalao o con sangre menstrual, lo que nunca  será  tu problema.

Molte grazie por lo que estás haciendo por mí,  caro Maximilian.

Tuo per sempre Juan Manuel

Continuará…

 

 

Juan Manuel Di Laurentis

Antropólogo, investigador, recorrió diferentes culturas y países para saber de costumbres homosexuales primitivas. Hijo de un Diplomático y de una Aristócrata Italiana, nació en 1959 de casualidad en la Argentina.Pasó su infancia en colegios pupilos hasta que despertó a la adolescencia en Mozambique, África, donde fue iniciado sexualmente de todas las maneras posibles. Vive actualmente al Oeste de la Pcia. de Buenos Aires criando caballos criollos y afirma que el gaucho es el macho mas puto del mundo.@JMDiLaurentis

Compartir

7 Replies to “Enemas, para que tu macho no la saque embarrada”

  1. Para muchos de nosotros es mas facil utilizar un bidet. Si en la casa hay una buena presion de agua y el bidet y su lluvia funcionan correctamente , es suficiente sentarse abrir las canillas y veran como el agua penetra hsta lo mas profundo de nuestra cavidaad anal Es el sistema mas como que hay.
    Advierto a los que usen manguera que no pongan mucha fuerza en el agua pues pueden sufrir daños muy serios en el tracto intestinal

    1. Es verdad Pablo, no está nada mal lo que decís. En Europa en esos años el bidet no existía y yo aprendí este tipo de métodos, primero con enemas, cuando comencé a trabajar como actor porno para algunos estudios importantes como Falcon, etc. Se ponía el agua en una especie de jarra (recuerdo era enlozada) a determinada altura y una cánula hacia el recto -siempre había un asistente en el estudio que nos ayudaba- A veces el director de escena pedía repetición (casi siempre) y por mas que estuviera limpio el recto hacia falta más. Ya contaré esto. Después a mi se me ocurrió introducir lo de las mangueritas. La presión nunca sería tan fuerte, al menos desde mi experiencia. Saludos y gracias.

        1. jaja, eso es parte de mi pasado. Estoy pensando cuando llegue ese capitulo si doy mi nombre de entonces. No se si me conviene exponerme tanto ahora que tengo nietos. Abrazos

    2. Me corrijo Pablo, existía el bidet, pasa que no en todos los baños, pues era como un articulo de lujo. En las propiedades de mi abuelo, que eran siempre muy antiguas, existía a veces incorporado a alguna habitación matrimonial y no en le cuarto de baño. Respecto de la presión de agua, ni en Capri ni en Roma era buena, recuerdo. Por lo tanto, esa presión alcanzaba solo para higienizar la zona del esfinter externo. El bidet es un artefacto sacrosanto en nuestro pais y Uruguay. En otros países no se lavan el orto despues de garcar. En fin, la cultura del culo limpio es de estas pampas, y deberás saber que no todo el mundo es tan culto en este sentido. Ya hablare de higiene para activos. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE