El buen bondage…

Compartir

Todos vimos esa película porno que está buenísima, donde lo atan y se lo cogen riquísimo y queremos ya ser esa persona. Pero la realidad es que muchas veces es jodido tener esa hamaca de cuero en medio del living. 

Por eso, si no sos fanáticos de los sex-shops, lo más posible es que no tengas una mordaza con pelota de goma, ni esposas, ni sogas.
Hace muchos años, tuve mi primera experiencia estilo bondage, donde el señor (ALTO AQUÍ: ME ENCANTAN LOS VETERANOS, ME FASCINAN) me dio a entender la idea.
Para mí era la primera vez y no tenía mucha idea. Tenía un miedo terrible, además. Tipo, me iba a atar un posible garche y que se yo que iba a hacer.
Lo primero que hizo fue recostarme el pecho contra una mesa y agarró las fundas de unas almohadas (son más suaves y no te lastiman) y me ató las manos contra las patas de la mesa. Después agarró unas medias dobladas (y super limpias, es clave) y me las puso en la boca y me dijo “mordé fuerte”.
Con dos toallas de mano, me ató los pies a las patas de la mesa y después con mucho amor, me dilató y me empezó a coger.
(Es clave, que la mesa sea tipo plana, porque se te va a parar y duele sino jaja)
No les puedo explicar lo porrrrrno que me puso eso.
Me volví loco del garche.
Como el sabía que yo no la chupo, me cogió derechito con forro hasta que acabó, me desató y nos tomamos un vino.
De ahí en más, busqué repetir esa escena, pero me encontré con mucho que “te ató con las remeras” o “te ato con las medias” o “agarrate vos fuerte y ya”
Es importante, en el BUEN BONDAGE, que los materiales sean resistentes pero no rasposos y que donde te aten sea un lugar fijo, porque si se mueve todo, se pierde la magia y la gracia.
Y como muchos tampoco tenemos una elongación excelentisima, es dificil que te aten los tobillos a las muñecas. (Además a mi me va más la de sumiso total en cuatro atado)  🙂
En fin, VIVA EL BONDAGE y disfruten del sexo con cuidado!
Juani Fiabaré
Relatos de los lectores

Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE