Deseos prohibidos

Compartir

Cuando lo prohibido te calienta y se vuelve una adicción te ves en un dilema entre alimentar tu pasión interna y romper todas las reglas que nos impone la sociedad.

holandes

No hay excitación más grande que mirar con deseo a un hombre ajeno, las veces que los he violado con la mirada a los pendejos turros, o cuando vamos a un baño y echamos el ojo al compañero.

Creo firmemente en el hecho de que si algo está prohibido alimenta una excitación mas allá de uno mismo, creando un orgasmo sin igual y nos lleva a buscarlo, y cada situación cada momento puede ser clave para dar con él.

Más de una vez en la tetera de Unicenter  le mame la verga a mozos, cocineros, vendedores, por sólo saber que eran simples heteros buscando un descargo, me ponía a mil causando que me moje y acabe sin tocarme.

Ese macho prohibido y calentón que esta frente nuestro puede ser algún día víctima nuestra si sabemos seducirlo y provocar orgasmos dentro nuestro; inimaginables.

No hay que darse por vencido ni luchar contra nuestros impulsos. Sean ustedes mismos y experimenten los placeres prohibidos.

Bauti Blanc

Soy abogado, tengo 35 años, calentón, masculino, muy sexual, buen tipo, no jodo ni me jodas. Todo el que me desea si sabe buscarme me tiene, me parece que la gente con buen gusto en todo sus aspectos no es linda ni fea es mucho más que eso. No me va la pareja estable. No me quiero casar, quiero ser libre…libre…no creo en el amor… Un tipo que vive como quiere.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE