Del voyeurismo a la acción | Humberto I – Linea H

Compartir

Entré al baño de Humberto I, ahí me quedé un rato porque estaba soooooolo el sitio, luego entro como tres hombres y uno de ellos se pone a mi lado en los urinarios, este parecía q orina pero cuando salen los otros dos comienza a pajearse, su pene era enorme, largo y grueso, curvo hacia abajo, se empieza a masturbar mucho… Entra otro chico de pene enorme pero no tan grande como el primero, éste al ver el tamaño de su vecino se empieza a masturbar mas y mas pero al final el primer chico de piel blanca y alto, muy alto, no se dejó tocar por nadie… Yo solo veía ya que solamente me gusta ver, soy mas voyerista, y el segundo chico de piel morena me la enseña y solo se la toqué, era muy dura….

Humberto primo
Llega mas gente a solo orinar y me quitó las ganas de todo ya que el alto no dejaba ni siquiera de ver bien su pene, el de piel morena se aburre y sale solo por un momento pero vuelve, vuelve y encuentra mas personas pajeandose, yo viendo y el alto aun dándose duro… Entró un maduro de buen cuerpo y pene enorme también y yo me alejé de los urinarios, me fui a lavar las manos y en eso entró un hombre de apariencia sencilla como obrero ecuatoriano muy muy bajito… Feo el pobre pero tuvo la suerte de ser el ÚNICO que le chupó el pene al alto que solo se masturbaba y no dejaba hacer mas nada por sus otros compañeros… Mi cara de asombro al notar que el mas feo fue el que se la chupó mucho… El maduro se daba duro y yo decidí acercarme al maduro a tocársela.
Me acerco a él y pensaba en que me iba a rechazar pero fue positiva su reacción, dejó que se la tocara, era grande y muy dura bastante agradable al tacto… Hubo intervalos de tiempo que me alejaba por miedo a que entrase gente a solo orinar y no quería dar ese espectáculo y menos de gratis…. Nadie entraba… Y decidí probar algo mas… Decido tocarle las nalgas sobre el pantalón y este se dejó a lo que me dio mas morbo. Luego decido tocarle las nalgas directamente y este se baja los pantalones un poco para que mi mano pasara… Me excité, me excitó pasarle mi otra mano por el pecho y abdomen y notar que era plano, de buen cuerpo… Todo en su lugar.
Me encantaba ese hombre…. Ya el alto del pene enorme no me interesó mas ni para ver… Ya ver no era una opción, ahora quería inspeccionar su cuerpo, tocarlo por completo, me fascinaba su anatomía… Hubo otro intervalo de tiempo donde entró otro hombre a orinar y el maduro decide cambiarse de urinario uno mas alejado de la puerta y yo entre a uno de los cubículos para actuar como si estaba orinando. Me asomo y el nuevo individuo estaba haciéndose la paja… El alto se masturbaba aun, el hombre bajo q se la chupo en un inicio se fue…
Y yo, con mi pene erecto me asomo afuera del cubículo y el maduro de unos cuarenta años, de piel blanca y ojos algo verdes accede a tocármela… Yo sigo tocando sus nalgas y esta vez fui mas allá… Aproveche que el alto de pene enorme de fue y me dejo el urinario al lado del maduro disponible… Me incorporo y comienzo a abrir sus nalgas y a acariciar su ano… Primero lento y con cariño.
Luego al ver que aquel hombre le gustaba comienzo a subir la intensidad, a rodear su ano mas y mas con mi dedo y le doy un beso muy sutil, sin lengua solo un roce de labios…. Eso me excitó mas y mas…. Decido solo rozar mi pene en su trasero y nos movimos un poco como si lo penetrara pero no fue asi, sin condón nada…. El hombre nuevo seguía viendo pero nunca se incorporó y no quería que lo hiciera, no lo dejaría ya que no era mi tipo… Al final y por miedo a que entrase gente o un policía decido seguir tocando su ano y el hombre no aguanto mas y dejó salir un chorro potente de semen en el urinario a lo que accionó la salida del mío y él se reía como de que no podía creer lo que pasaba y yo menos, no tenia experiencia en eso…

Al final nos lavamos las manos y hablamos un rato, me dio su número y fue muy agradable.

Miguel C

Relatos de los lectores

Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE