Con olor a “FERNANDITO” | Mi Sex toy

Compartir

Ya hace unos años, pegamos onda con un flaco por badoo, tenía un físico normal, tez Blanca 1,75 flaco flaco, normal, pero pelo largo, largo onda por la cintura. Estaba mucho atrás mío, yo lo boludeaba bastante y un día sale el tema: FANTASÍAS. Obviamente mi cabeza se disparó y le comentó que algo que me prende fuego mal es un flaco borracho, a lo que le pregunto, que te pega más?

Pronunció esa palabra mágica -FERNANDITO-

Quedamos en tener un encuentro emborracharlo y tener relaciones. Llega un día me manda mensaje diciendome que la madre se iba no se a donde y los hermanos en el colegio, teníamos la casa sola para cojer. Justo ese día tenía Franco, fui a la casa en el barrio de Carapachay, entró al por ese entonces NORTE (o ya era Carrefour?) Y me dispongo a comprar Fernandito, para mi sorpresa no se vendía en el mercado, por lo que termine comprando un fernet  barato y una coca. Nos encontramos en la puerta  y fuimos a la casa. Llegados a la casa, me propuse armar el brebaje para mi Julieto, 70/30, 70%fernet 30%coca y obviamente hielo. Se lo di a tomar, obviamente quejándose de lo puro, pero por algunos escasos 5 minutos cuando se hundió en un profundo sueño.

Ahí se encontraba dormido, con olor a alcohol, tirado en el piso. Procedí a desnudarlo completo, no me importaba mucho si su cabeza golpeaba el piso, o si hacía frío, el tipo era mi juguete. Para mi sorpresa venía algo peludo el asunto, por lo que me dirigí al baño y agarre una máquina de cortar pelo. Una vez desmalezado, procedí a buscar preservativos y lubricante y abrirme camino. La primer puerteada hizo que se moviera y quejará, pero con unos besos se calmó, se me dificultaba un poco domarlo por el estado en que estaba, parecía literalmente una gelatina.

Para mi fortuna tenía una cama marinera en la pieza, lo puse en la parte de abajo, y le colgué los pies a la madera de arriba, ahí tenía todo el culo para mi. Lo cogí peor que a mi mano, haciéndolo saltar a veces, hasta finalmente llegar al éxtasis de placer. Cuando siento ese cosquilleo me salgo, quitó el forro y le empiezo a acabar en todo el orto. En ese momento aproveche y le saque fotos (un par de años después se perdieron).

Termine mi desahogo sexual acordado, me fui a limpiar y limpie a mi juguete. Lo vestí y lo tire en la cama. Le pegue un bife para despertarlo y me diga como salir, terminando de balbucear procedí a retirarme. A la noche me escribió preguntándome que pasó que si me gustó que no se acordaba de nada y que la madre lo cagó a pedos por ponerse en pedo un martes a la tarde. Le mande las fotos y le dije que lo pase muy bien. Con el tiempo me aleje de él y nunca más supe nada.

Si quieren más relatos o hablar por email concretar algo pueden escribirme a morboso.zonanorte@hotmail.com

Tengo 23 años actualmente casado de trampa y asiduo de las teteras.

 

Lucas Grey

23 años, casado, amante de las teteras
Estudiante de administración de empresa, trabajo en un conocido shopping de Martínez. Dominador, fantasioso, y amante del buen beber.
Habido apasionado por los morbos y fantasías más locas y prohibidas.

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE