#COGEDEROS con vapor: #MADISON, Club de hombres

Compartir
Martin Brightside

Martin

El sábado me tire el lance y me pegue una vuelta por Madison.  Abierto de 13:00 a 23:00 Medrano 1047 casi avenida Córdoba |Costo de la entrada $250 |Telf 4864-9589. Ya había estado cuando recién lo inauguraron, hace como 4 años. En ese momento, para promocionarlo, te dejaban entrar gratis casi todos los días (en ciertos horarios), pero todavía no tenía habilitados ni la sauna, ni la pileta, ni el hidro, ni las duchas… En fin, solo los boxes, las camas, la barra y el cine. En aquel tiempo, aun siendo gratis, iba muy poca gente.

Después me entere que estuvo cerrado un tiempo, y que hace uno o 2 años reabrieron, pero el comentario era que seguía sin captar mucho publico, aun con todo habilitado. Bueno, con todo ese bagaje, me arriesgue a pagar los $250 de la entrada, con la posibilidad de que sea plata tirada en un lugar con poca gente con la que quizá no pegue onda…
Bien, apenas llegue (nunca había estado en un “sauna”), previo pago de la entrada, me entregan la llave de un locker, un par de forros, un jaboncito tipo hotel, un par de ojotas y LA toalla. Me explicaron que estaban dando una sola porque el lugar ESTABA MUY CONCURRIDO y ya se estaban quedando sin elementos. Buen indicio para empezar.

Mi locker estaba en el 2do piso. Apenas se cruza la puerta, uno se encuentra con la pileta, atrás el hidro y mas atrás las duchas, y los saunas. Ya adelante se podía sentir el calor infernal de los saunas. Me sentía en el video de I’m A Slave 4U, todo transpirado. Subí al 2do piso, donde estaba mi locker. No encontraba el sector por ningún lado hasta que uno me noto desorientado y me dijo donde quedaban. Ya de por si, todos andaban por ahí solo con su toalla/toallita a la cintura, lo cual me sonó extraño pero interesante a la vez. Es que nunca había estado tan despojado de ropa ante tanta gente! Porque era verdad: el lugar ESTALLABA de concurrencia.

Ya en el vestuario apareció un maduro (40/50) de barba, muy aPETEcible, pero no me dio mucha bola. Enfrente a mi sector de lockers estaba el cine, así que para empezar me metí ahí. No paso mucho tiempo hasta que me vi arrodillado rodeado de 3 o 4 pijas, mamándolas de a turnos (pero focalizándome en un cuarentón de barba -premio consuelo por el que no me dio bola en el vestuario- y otro mas 30añero morocho de barba también). Con ellos 2 termine en el asiento del fondo del cine, ellos sentados uno al lado del otro y yo arrodillado entre ambos, mamándolos un buen rato, hasta que el morocho en un momento empieza a gritar y larga el lechazo. Se va y me quedo con el maduro, mamándolo con todas las ganas, pero como se negaba a coger y no quería acabar, me las tome y me fui por otros rumbos.

Quise probar los saunas pero se me hicieron MUY calientes (si, ya se que es la gracia del sauna! pero soy poco tolerante al calor extremo). Axial que subí al piso de arriba, donde esta el sector garche: camastros, camillas privadas de “masajes”, cabinas de Glory holes con pelis, y al fondo un cuarto con una “hamaca” que después descubrí que sirve para que te hagan el orto. Ahí me mande, ya que había una pequeña multitud. Estaban en pleno franeleo/paja cruzada entre varios. Me prendí en la joda, y de vuelta, no pasaron ni 2 minutos que ya estaba rodeado de pijas chupando de a varias. En eso uno se sube a la hamaca y le empiezan a dar masa, gimiendo y gritando a full. Me re calentó eso! Ya me estaban dando ganas de ponerme yo en la hamaca y que me garchen todos! Por lo pronto, seguía mamando pijas a granel. Un pibe de barba termino acabando, y entra en mi grupo de peteados un oso grandote, medio pelirrojo, de pija media corta pero gruesa. Me dedique a él.

Poco tiempo después, estaba en 4 en un banco contra la pared, y el oso garchándome a full. Cada tanto aparecía alguno y me daba pija por la boca. Algún otro me pajeaba de a ratos. En la gloria! El oso me dio murra un largo rato. Creo que se saco bien las ganas porque me dio largo y tendido, y con toda la furia! Cuando acabo, yo ya estaba re abierto, y quería seguir. Fantaseaba aun con la idea de ponerme en la hamaca y que hagan fila para ensartarme. Creo que al que estaba cuando entre se lo garcharon como 3 o 4 mientras a mi me cogia el oso (posta que tuvo el RE aguante el pibe!). Cuando el se fue, me puse yo, pero a la vez se fueron casi todos! Solo quedo un cuarentilargos, que venia bien equipado. Se la mame un toque, se calzo un forro y me garchó un rato. Cada tanto entraba alguno que otro, y el tipo los invitaba a participar, pero todos huían! El tipo alternaba entre cogerme y darme de mamar, pero se le bajaba muy seguido. Así que la cortamos y seguimos cada uno por su lado.

Dando vueltas por ahí, en el camastro de mas al fondo, que esta todo encerrado a oscuras, había un flaco acostado. Parecía dormido. Empecé a acariciarlo por arriba del toallon, y estaba re muerto. Como en esas pelis porno donde lo despiertan a uno chupándole la pija, hice lo mismo. Le corrí la toalla y lo empecé a petear despaciiito suave suavecito…. Dormida se la notaba bastante escasa. Muy de a poco, pero sin parar, empezó a despertar. Hasta que termino trasformándose en una señora pija: larga, buen grosor, bien dura! Lo empecé a petear con ganas, y ahí el flaco me empezó a marcar el ritmo con la mano en mi nuca. Cada tanto entraba alguno, pero nadie se sumaba, solo miraban y al rato se iban. La pija le latía a full al flaco, pero no me daba que fuera a acabar en poco tiempo. Así que le calce un forro y empecé a cabalgarlo. Que bien se sentía esa chota! Y que ganas tenia de que alguno de los que entraba se sume y me haga una doble! (algo que hasta ahora NUNCA probé). Pero lo malo era que el chabon parecía muerto en serio, porque todo el laburo lo estaba haciendo yo. Me dio medio necrofilia la cosa, o que simplemente me estaba metiendo un consolador en el orto. Así que ya que el pibe no parecía estar ahí, ni importarle mucho que yo este ahí, lo cabalgue con ganas, pero pajeándome a full ya que hace rato tenia el lechazo listo pero no había largado aun. Así que digamos que me pajee con su pija en el hoyo y termineacabando manso guascazo.

Después de toda esa vorágine, pensé en irme a la pileta a bajar un cambio. Pero el agua se me antojo muy caliente. Y el hidro tenia flotando ciertos elementos que no me dieron nada de confianza! Así que me metí en la ducha con agua fría a bajar la calentura y sacarme toda la transpiración propia y ajena que tenia encima.
Una vez seco y limpio, volví al último piso. Fue dar apenas una vuelta por las cabinas que un pibe me manoteo la chota. Nos metimos a una. Franeleo, chape, y me empezó a mamar la chota. Bien! El tema es que cuando se la quise poner, la cabina nos quedaba chica. Así que nos fuimos a una camilla. Ahí si, patitas al hombro, le di un buen rato. El haber acabado hacia no mucho me hacia tener muchísimo mas aguante. Pero el flaco no tuvo mi misma suerte, y en menos de 5 minutos ya se había enlechado el pecho. Yo seguía al re palo, y si bien el parecía disfrutar la serruchada de hoyo, a mi me saco un poco de onda que ya haya acabado. El le puso la mejor, me la siguió chupando un buen rato. Solo se la sacaba de la boca para decirme “que dura la tenes, no se te baja nunca!”.

Trataba de inspirarme/calentarme con los gritos/gemidos/alaridos de las cabinas cercanas (como gritaban algunos, por Dios! me re calientan los gemidos de los hombres), pero no había caso. El lechazo estaba lejos de mi pija. Estuvimos así unos 10 mins más hasta que me aburrí y me fui por ahí.

Volví a probar suerte con el cuarto de la hamaca. Otra vez un grupo alrededor de un tipo que le estaban rompiendo el orto en la misma.  Otros tantos más estaban pajeándose en los bancos contra la pared. Empecé a cruzar paja con un pibe corpulento, y enseguida dijimos de ir a una camilla. Franeleamos, chapamos, mamadas mutuas a pleno. Otra vez, no estábamos ni hacia 5 minutos, que el pibe ya tenia lo suyo empapándole el ombligo y el bajo vientre. Se la di de mamar un rato, y el flaco me hizo el favor, hasta que por fin pude llegar y le tire como 5 descargas bien llenas en el cuello y el pecho.

El flaco después me contaba la típica que esta de novio con una mina, que tenia un par de hijos, que le gustaban las minas pero le calentaban los flacos, que se quería casar con la novia, que era la segunda vez que iba a Madison, blah blah blah…

A full

Volví a los vestuarios, me cambie, y me fui. Bien garchado, bien mamado y bien descargado. Y ya pensando cuando voy a volver! La entrada valió cada centavo.

Martin Brightside

Patagónico. Pasional. Psicólogo frustrado. Armo teorías sobre todo e imagino varias soluciones y salidas a los dilemas cotidianos, como los viejos libros de “Elije tu propia aventura”. Amante de la música. No me quitan el sueño ni la machez absoluta ni la perfección estética.

Compartir
Latest Comments
  1. Oscarcito caliente
  2. Martin
  3. daikiri
  4. Facu
    • Daniel B Daniel B
    • Martin Brightside Martin
  5. SAUNERO
    • Martin Brightside Martin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE