Cine Roxy – Mendoza

Compartir

A principios de Junio de 2017 estuve unos días en Mendoza, por trabajo.

Así que aproveché para ir a visitar uno de los lugares de encuentro que se informaron en esta página. Es el Cine “Porky’s”. Está en el centro, en calle Lavalle 34 1er piso, con horario de 10.00 a 22.00 hs.

Yo fui un día miércoles, cerca de las 11 hs (no podía ir mas tarde).

Tiene puerta a la calle, pero es muy discreta (no tiene cartel ni nada, ver foto). Se sube un par de escaleras y se accede a un sector que es la boletería, pero además es una barra donde venden bebidas. Me atendió un tipo que me vendió la entrada ($100). Lo curioso es que tenía pegado un cartel que decía: “No está permitido tener relaciones sexuales en la sala”…

Pasé unas cortinas e ingresé a la sala. Tiene una única sala de unos 10 mts x10 mts. Atrás de la pantalla tiene un baño con 2 mingitorios (sin puerta) y al costado de la pantalla tiene un baño con inodoro, lavabo y puerta. Tiene como 8 hileras de “butacas” (e realidad sillas atornilladas al suelo), separadas por un pasillo central y dos pasillos laterales.

Después de acostumbrarme vi la “población” en total éramos 4. Dos mayores (de 60 años) uno de 30 y yo (50 años).

Como no conocía la onda, me quedé tranqui a ver que pasaba. Por más de media hora no pasaba nada…

Después vi que el más joven (que tenía un jogging Adidas) se sentó atrás mío y se había empezado a pajear. Él estaba en al última fila, en el asiento que da al pasillo lateral. Lo estuve relojeando un rato y, como seguía pajeándose, me animé, me levanté y después de ir al baño (a  hacer nada) me ubiqué parado en el pasillo lateral cerca de él. No me animaba a mucho porque no conocía el terreno ni las costumbres “locales”.

El tipo seguía pajeándose, ya sacudiéndomela descaradamente en la cara. Eso me animó y me agaché al lado de él, tiré mi mano y se la agarré. El tipo tranqui, me dejó sacudirla un rato. Los otros dos tipos en la sala miraban cada tanto, pero no se movieron de sus lugares.

El flaco me empezó a acariciar la espalda, bajando su mano hasta el culo. Me quiso meter mano bajo el pantalón. Como estaba con jeans y cinturón se le complicó, pero me paré, aflojé todo y me los bajé un poco para darle acceso. Me ubiqué de nuevo y comenzó a meterme un dedo adentro del culo, bien lubricado por su saliva.

Al rato y ya estaba a mil. El flaco me dijo si quería “ir al baño”, pero le dije que así estaba bien. Entonces me acomodé mejor y le empecé a chupar la pija. Era más bien chica, pero estaba dura como una piedra. Seguimos un buen rato así (como 15 min.). Cada tanto me sacaba la pija de la boca y le decía cosa para calentarlo (que era un macho, que la pija estaba muy dura, cosas así…).

Finalmente se empezó a mover mas ligero y me di cuenta que se venía. Ahí me empecé a pajear para acabar juntos, pero el acabó primero en mi boca. Yo se la limpié toda, hasta el momento que acabé yo también.

Le di las gracias y fui al baño a lavarme un poco. Después dejé la sala. Serían las 12:30. Todavía no había llegado nadie más.

Al salir volví a ver el cartel. Parece que es solo para guardar las apariencias…

Jorge Data

 

Teteras recorridas por los lectores

El lugar compartido por TODOS los lectores para intercambiar #TETERASDATA de los lugares que recorren con datos ciertos y experiencias vividas sobre TETERAS Y LUGARES que están probados.
Manda tu data a USANDBATH@GMAIL.COM

Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE