CABLEVISIÓN: técnicos con buena leche!

Compartir
Claudio Del Gagging
Claudio
Me acabo de mudar y necesitaba instalar el cable e Internet, la cosa es que llamo a Cablevisión y hoy me mandan al técnico, viene uno de unos 35 años, un lindo moreno con su ayudante, me hacen toda la instalación y mientras uno iba a la terraza el otro iba haciendo todos los agujeros que necesitaba para pasar el cable desde la entrada al Dpto. hasta los ambientes que recorría.

El que llevaba la voz cantante un pibe bien plantado, machito, morochito, con una enorme argolla de oro en la mano izquierda (casado… me encantan!!) Unas manos vigorosas que hacían la diferencia.

Me sacaba charla cuando yo trataba de ponerme a laburar en mis cosas para no andar persiguiéndolo y que se me notara lo puto.

Cada vez que me metía en mis asuntos me preguntaba algo, hasta que ya en un momento dado me dije a mi mismo: “vas a caer, si estás pidiendo pista”.

Ante la ausencia de muebles en mi casa, me senté en un taburete que tengo, que en realidad sirve para descansar los pies… O sea que yo quedaba justo a la altura de su verga, mientras él me decía que había que esperar que el otro bajara de conectar los cables en la terraza.

Me pide agua. Le doy y le ofrezco mate.

Me dice que si chupamos de la misma bombilla va a conocer todos mis secretos, le dije que no tenia nada para esconder, que tal vez él tuviera que esconder algo o vivir de trampa, porque veía que estaba casado. Y dice: “si a la Jabru no le puedo contar todo…”

Yo seguía “ahí abajo” y el flaco estaba algo nervioso, hace una llamada por su celular y se toca el bulto nerviosamente.

Me avisa que casi estaríamos terminando. Y tocándose nuevamente me dice: que cuando baje el otro íbamos a hacer la prueba de calidad para ver que todo funcionara bien.

Y mientras tanto que hacemos? –le pregunto-. Se ríe nerviosamente y no sabía como seguir. Empieza a juntar sus “herramientas” y le pregunto si tenía todo. Creo que si –contesta- mientras cargaba sus dos mochilas.

¿Querés que revisemos en el cuarto, para ver que no te olvides nada? –Le digo- y me dice que si, larga todo y ahí vamos.

El ave estaba en el nido. Había caído.

Cuando llegamos a mi cuarto, le digo: “yo quiero ver esta herramienta…” y me arrodillo bajándole la bragueta.

Me dice que es toda mía. Se la empiezo a chupar y créanme que empezó a relajar, a crecer y engrosar, sincronizadamente. Tenía el glande frío. Era enorme!

Cuando estábamos en lo mejor, suena el timbre y era su ayudante, un flaquito de unos 26 que estaba bueno.

Me pregunta si me los bancaba a los dos, -le dije que si- entonces le fue a abrir la puerta y a ponerlo sobre aviso.

Ahora con el flaquito en el dormitorio “avisado” me dispuse a seguir chupando, mientras el más joven se sacaba la campera, la ropa y quedaba en bolas como si estuviera en su casa, de cuerpo flaco, portaba una verga enorme y bien dispuesta, a medio parar, sin prepucio.

La ropa interior del joven, olía a Vivere, se notaba que su mamá lo cuidaba bien, mientras el más grande me retenía la boca en su verga el más joven preguntaba si tenía gel, me quería coger, se ve que no era la primera vez que lo hacían, cuando tuve la boca libre pregunté y me cuentan que por Barrio Norte ellos se dan vía libre porque hay muchos putitos que vivimos solos. Somos un género.

Ya cuando promediaba la garchada, el mas joven me había penetrado, lentamente y me estaba dando murra, mientras el macho alfa –el mas grande- me cogía la boca diestramente y me decía cosas sucias sobre mis gustos por la pija. 
La típica: “putito te gusta la verga”; “tenes la boca y el culo llenos de verga”; “mira como se la banca! –le decía a su compañero- mientras me daban por proa y popa”. Todas situaciones que me calentaban mucho, mientras hablaban entre ellos de lo bien que me la bancaba. Y así era porque ambas pijas eran grandes. Acabamos todos juntos sin proponerlo. Cuando el mayor empezó a largar guasca, al toque le siguió el más chico y la pija de este terminó saliendo de mi culo con las contracciones de mi propia acabada. Abundante

Se quedaron unos 15 minutos me hicieron el “control de calidad”, el más joven le mostraba al otro como me había abierto el orto… ¡Casi con orgullo!

Les dí café y se fueron a seguir laburando. Nos pasamos los celulares, para repetir…

RECOMIENDO AMPLIAMENTE A LA GENTE DE CABLEVISIÓN!!

Claudio Del Gagging

Soy un man tranqui, que vive la vida y deja vivir. Fanatico del gagging, cuento mis historias para el morbo de los demás. Osito amigo que no le hace asco a nada y no es melindroso a la hora de arreglar.

Compartir

3 Replies to “CABLEVISIÓN: técnicos con buena leche!”

  1. Hay que saber hacerlo: solo una vez tuve una historia con un pibe de Cablevisión que vino solo. En realidad era un tema delk edificio así que había otro u otros por otros departamentos o en la terraza.

  2. ufffff que experiencia rica, algo asi me encantria trio cuarteto orgia problar tal placer ver cojer y cojer , 3487697570 estudio por palero y soy versatil 29 años

  3. Muy buen relato y posible. Tengo un par de amigos HERMANOS bisexuales técnicos de telefónica que me cuentan sus experiencias parecidas. Ambos casados y activos (aunque a uno le desvirgué el culito JUAS!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE