Atacalco | Experiencia Vía Pública en Palermo

Compartir

No tenía muchas ganas de salir, pero como hace rato que no salgo, aproveché y fuí con un amigarche con el que venía hablando durante el día a unos bares por Palermo. Vino a casa (Retiro) tomamos algo mientras yo terminaba de prepararme y salir juntos a picar algo por Plaza Serrano. Después de comer algo y como la noche aún estaba en pañales decidimos ir a Chupitos y ahí él se acordó que un amigo de la facu hacía fiesta en su casa de Palermo Soho

 De camino a la casa de su amigo y algo ya entonados, íbamos caminando por Gorriti mano a Juan B. Justo, cuando nos empezamos a besar y tocar un toque disimuladamente en la calle, hasta que a metros de llegar a cruzar las vías, llegamos a Atacalco. 

Nos metimos en esa callejuela en dónde no aguantamos la calentura y nos escondimos detrás de un árbol grande tipo “gomero” que dá para la playa de estacionamiento de Vita y nos empezamos a chapar y mandarnos las manos a más no poder hasta que no aguantamos más y arrancamos a chuparnos las pijas y orto con mucha pasión y saliva (por supuesto).

Yo ya sentía como nuestras pijas chorreaban pre-semen y mi orto, como el de él, pedían pija. Escuchábamos y veíamos como a metros de nosotros pasaban caminando grupos de pendejos por la callecita y del otro lado del alambrado estacionaban autos y nosotros ahí a punto de garchar.

Primero fué él quien me pidió que lo cogiera y sin dudarlo se la metí de una y lo cogí un buen rato hasta que quise acabar, se la saqué y me tragó toda la leche, para luego yo pedirle también pija bien fuerte como me gusta hasta hacerlo acabar, limpiarnos las pijas a chupones y seguir nuestro camino… El morbo y la adrenalina de garchar en la vía pública fué terriblemente copado que lo volvería a hacer… Cualquier cosa avisen a quien le cope la idea y arreglamos algo. Les dejo algunas fotos mías. Abrazo!
 
Esteban.
Relatos de los lectores

Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.

Compartir
Latest Comments
  1. Albert
  2. julian
    • julian
  3. Sebastián
  4. Pablo
  5. Tadeo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE