Así te quería tener … masajeando mi pija!

Compartir
pija

Si tenes la oportunidad de encontrarte con alguien que se anime y te masajee la chota como muestra la foto, si o si le veras la cara a Cristo y también las estrellas. El masaje intenso te interna en un mundo de placer abrumador. Si encima en la cama hay un tercero que estimule tus tetillas, o un cuarto que te chupe el orto, habría que buscar un quinto que saque fotos y así podríamos continuar hasta la fiesta perfecta, pero centrémonos en el masaje del glande.

Ponete lubricante en tus manos agarrale la chota y empezá a lubricarle todo, del glande hacia abajo todo, tronco, testículos, en las cavidades donde sus muslos se unen al tronco.

Alternando las manos, aplica el lubricante abajo, desde el hueso púbico hasta la parte superior del pene y en los testículos. Cambia de dirección y aplica el lubricante hacia arriba.

Si a tu amigo le gusta que le redondees por el ojete, dale para adelante, hay flacos que aunque no gusten de la penetración con los dedos “les gusta sentirlo lubricado”, desde ya eso no te hace menos macho.

Cambiando de manos, move las yemas de los dedos por debajo del frenillo y el se va a ir directo a la gloria, es algo que cuando me lo hacen me dan ganas de dejarle todos mis bienes al flaco que está conmigo, lo que mata también en esta instancia es la mirada, cuando el putito que está con vos te mira; con cara de “me porto mal” y me fascina.

La punta de la chota suele ser la parte más sensible. Estimular esa zona puede ser demasiado intenso, aunque es posible que cambie su sensibilidad a medida que te excites.

Incluí las bolas a la hora de acariciar, las caricias, son lo mejor que pueden pasarle a tus huevos, no tengas miedo. Dale suaves apretones y tironcitos, y controla el lubricante.

Sostené la base de su pene y tira hacia abajo, hacia los testículos.

Varía las técnicas hasta que tu pareja esté realmente excitada y luego reduce tus masajes o embates hasta convertirlos en movimientos rítmicos, centrándote en una última técnica para provocar el orgasmo. Muchas personas cometen el error de cambiar sus movimientos o el rítmo cuando la pareja se acerca al orgasmo. Es mejor ayudar a tu amante a centrarse en la técnica que producirá el clímax orgásmico.

La cantidad de semen, (la leche -cuanto- es algo que importa al que este por recibirla), varia de acuerdo a la calentura que tengas con la persona que esta delante tuyo, a mi en general me pasa que hay veces que en el medio de la acabada no doy crédito a la cantidad que estoy largando, pero casi siempre tiene que ver con quien la esta recibiendo, cuando al chavon le gusta embadurnarse, pareciera que me sale más, cada uno sabe lo que larga, hay que estar en contacto con el otro. Importante!

Las señales que anuncian un orgasmo varían de una persona a otra. En algunas es evidente porque lo anuncian. En otras, tendrás que buscar señales fisiológicas: incremento del rítmo de la respiración, sudoración, rubor en el rostro, cuello y el pecho, o una leve erección de los pezones, la piel de gallina, o la abundancia de precum te darán idea de lo que se viene.

Cuando el man que esta con vos tiene el orgasmo, no dejes lo que estabas haciendo y no pares hasta que cese el orgasmo. Preguntale a tu amante donde quiere que eyacules: en tu mano, en el estómago, en tu boca, o en cualquier otro lugar. La punta de su pene podrá volverse muy sensible después del orgasmo, de modo que no sigas acariciándolo después que haya acabado, lo mejor, si queres volver a tener otra cita es metértela en la boca y dejar que se duerma nuevamente dentro de ella, tal vez quede medio muerta y vuelva a revivir.

Terminá tu masaje con una limpieza muy sexy: (lo mejor siempre es la lengua limpiando bien toda la chota), sino te va, una toalla limpia siempre queda bien, prepara un baño caliente y termina envolviendo a tu amante en una sábana y acurrúcandote junto a él. Si hiciste todo esto, el flaco vuelve por más. Si no lo hace era un boludo.

Éxitos!

Lautaro Anchorena

Relatos de los lectores

Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.

Compartir
Latest Comments
  1. Alan
  2. Anónimo
  3. Anónimo
  4. Anónimo
  5. Aldo
  6. Tomy

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE