Aquel amigo de Córdoba

Compartir

Hace unos años, en un foro de Yahoo me hice amigo de un medico casado con hijos cordobés cuarentón, para hacerla corta venia casi siempre a la Capital entonces quedamos en vernos, el tenia un depto por San Telmo recuerdo, en la calle Chacabuco, después lo vendió, entonces un mediodía nos citamos para conocernos y ver que onda daba.

Ok se dio el encuentro un dia de semana yo digo en el laburo que tenia que hacer un tramite y que tardaria, no habia problemas. Llego baja a abrirme, bien vestido, subimos al depto comemos unos sanguches de miga que habia comprado mientras conversabamos de sexo, obvio, entonces me dice mira como la tengo..

Se la saca de la bragueta y lucia una pija espectacular era un desodorante de ambientes pero en esos momentos fláccida, me dice que te parece? yo veia eso y no lo creia, mientras me decia que por chat se calentaba a full, es tremenda y hermosa le respondi, pajeame por favor me decia.

Yo no necesitaba que me lo pida de rodillas, lo empece a pajear, a los pocos segundos ya estaba como hierro, entonces sin que diga nada me la meti en la boca, el me decia que me la como toda pero me atragantaba, era bien gruesa, asi estabamos en el sillon del living yo comiendome esa pija y el gozando me agarraba la cabeza y me la metia toda.

 

Después me dice quiero cojerte ese culo que tenes, nos desnudamos, y me paso la lengua por el culito haciendome delirar cuando me quise acordar me habia metido la cabeza de su chota abriendose paso en el orto y segundos despues tenia media verga enterrada sin piedad.

La sacaba y ponia a su antojo no escuchaba suplicas solo quería enterrarme ese pedazo de carne, que en poco tiempo lo logro, la tenia adentro y clamando yo que me dolía, el seguia haciendo a su antojo, en ese sillón me cojio de mil formas, hasta que me dijo que quería acabar si queria la leche, si dámela en la boca le respondi, fue lo mejor que podía escuchar me largo chorros de leche por la boca y la cara.

Después nos bañamos y me fui al trabajo.
Termine la tarde de pie porque no podia sentarme en la oficina.
Lastima que no lo vi mas, porque no volvio a Bs As solo un par de veces, otras con amigos pero es otro relato.

Joaquín Ascoaga

Relatos de los lectores

Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.

Compartir

2 Replies to “Aquel amigo de Córdoba”

  1. Hay papito que pesado de pija haceme tu putita con solo mirarla ya me la imagino toda bien adentro de mi culo q rico papá metemela toda q se la banca mi cola bebota 1154238640

  2. Que lindo relato. Me gustaría mucho conocer un maho así. Encontrarnos cada vez que el flaco venga a Bs As. Cojernos a morir. Cero compromiso. Sería ideal. Me gustaria un señor cuarentón. Casado con hijos y profesinal desde ya.
    Si te va pasá email!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE