Al palo y caliente rumbo a Padua.

Compartir

Tengo 30 años y les quiero contar lo que me pasó recién porque me dejo con la pija dura como una piedra y llena de leche.
shell
6 am, saliendo del cumple de 15 de mi prima cazo el auto rumbo al laburo (cumple el viernes, laburo los sábados), que queda en San Antonio de Padua. Un sueño y un cansancio que no daba más, manejando como podía, empecé a maquinar con pijas y se me amorcilló la verga.

Tenía algo de tiempo así que me pareció bien probar suerte en los baños de las estaciones de servicio de la bajada de Martin Fierro, rumbo a Padua.

  • Al palo y caliente rumbo a Padua.Shell: lugar para estacionar tranca. Antes de meterme en el baño relojero para adentro del almacencito y veo a un tipo de 1,80 ponele, un pelo impecable, castaño claro, rasgos medio vikingos pero flaco, con los pectorales más marcados del mundo, y la remera más ajustada del mundo también. Unas manos enormes. (Me quedé un rato mirándolo, con la pija ya más gorda pero no del todo dura). Entró al baño. Limpio, dos mingitorios algo tapados de la puerta de entrada que está siempre abierta. Me pongo a mear y es eso entra este tipo. Tenía puesta una bermuda de shoging que marca perfectamente la anatomía de los huevos y la pija. Gorda. Se para como a medio metro de mijitorio y pela verga. Al principio no quince mirar, pero después me desinhibí y se la re mire alevosamente. El chorro de meo que tiraba era gordo como su pija y hacia un ruido impresionante. El tipo nunca me miró pero mientras el meaba se pajeaba el tronco de la chota. Yo me dediqué a mirarlo todo el tiempo. Cuando terminó se la sacudió para todos lados (ahí vi el verdadero largo: muy largo). Me dejo re caliente. Ya ahí si con la pija dura poco piloteable. (Chicos lo cuento y estoy al palo de recordarlo). No pasó nada, pero no saben lo que me arrepiento de no haber sido más atrevido y manotear o preguntar. El tipo tenía todas las ganas de mostrarme su súper pija, sino no meas tan expuesto.
  • De ahí me fui a la de YPF. Dato: puerta cerrada! Dos mingitorios, algo sucios, y dos box. Acá no pasó nada, pero el dato me parece fundamental. Cuando salí y tipo me miró a pleno la verga (se me notaba bastante), le tire cabezazo para que me siga al auto pero se quedo a mitad de camino (hay una parte atrás del estacionamiento donde también podes dejar el auto, no hay nadie ahí, para algo sutil va también).
Relatos de los lectores

Un lugar para que todos esos relatos que sean fantasías o no, puedan materializarse y compartirse con todos los demás… Historias que se repiten, pero que tienen el condimento único del que las escribe y las vive, Historias increíbles, y otras que se suman a una terrible y única realidad. Tus historias.

Compartir
Latest Comments
  1. Mario
  2. Francisco
  3. Leandro

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE